El primer servicio de internet sin línea telefónica hace acto de presencia en España de la mano de Instanet. En un país donde la saturación de líneas móviles ha superado hace tiempo al número de líneas fijas era inevitable que surgiese un servicio donde el tléfono fijo pasase a un segundo plano.

De la mano de la tecnología Wimax, una especie de evolución del WiFi pero al servicio de las operadoras, se pueden conseguir coberuras de unos 50 Km de forma sencilla y ofrecer internet de alta velocidad con un rango de velocidades de 3 a 10 megas de forma inicial, en función de la distancia a la antena emisora común.

Será Málaga la ciudad pionera en recibir este servicio de la llamada cuarta generación (4G) y con unos precios en torno a los 30€ mensuales con opciones de contratación con y sin permanencia en un servicio que se ha dado a llamar Instanet. De esta forma, la tediosa espera de istalación de líneas telefónicas o cableado de los operadores deja de existir dando paso a un sencillo modem USB al más puro estilo de la telefonía móvil 3G.

Entre las ventajas de este servicio destaca la posibilidad de gozar de movilidad en el caso de movernos por la geografía española cuando en un futuro próximo la 4G esté más implantada a nivel nacional. Y en us contra juega que la cobetura será en los rincipales núcleos urbanos, mientras que las 3G goza de más cobertura y las líneas telefónicas están obligadas a dar servicio por doquier.

La competencia siempre será bienvenida, y el usuario español al fin podrá disfrutar de WiMax como ya se hace en muchos países extranjeros.


Etiquetas: