vexia
La convergencia entre portátiles y tabletas es una tendencia que se ha ido consolidando progresivamente, al mismo ritmo que los progresos en la miniaturización de los componentes de los ordenadores.

El tamaño de la electrónica disminuye, la energía que se necesita para alimentar los circuitos electrónicos se reduce y, al mismo tiempo, la potencia de cálculo aumenta, así como la capacidad de la memoria RAM o los discos duros.

Los dispositivos convergentes

La convergencia natural a la que se llega por el camino de aumentar la potencia de cálculo y reduciendo el consumo y el tamaño, permite aunar en un mismo dispositivo la ergonomía de las tabletas con la funcionalidad de los portátiles.

vexia portablet

Esto se puede hacer de dos maneras: añadiendo elementos de portátil a las tabletas, o adaptando el diseño de los portátiles para que funcionen como tablets. Tanto una como otra aproximación tienen sus ventajas e inconvenientes. En el primer caso, el rendimiento es el que se ve perjudicado, y en el segundo es la ergonomía la que se queda un poco por debajo de lo deseable.

El portablet Hey Tech de Vexia

El equipo que estamos analizando pertenece a la primera categoría de dispositivos convergentes: con una tecnología esencialmente de tableta, añade los elementos necesarios para dotarlo de una identidad de portátil.

Sus características técnicas parten de una configuración de tableta, con pantalla de 10,6’’ de 1.366 x 768 píxeles, procesador Intel Atom X5 Z8300 de cuatro núcleos, 2 GB de RAM DDR3L, gráficos integrados y unidad de disco SSD de 64 GB con una batería de 6.200 mAh (23,5 Whr). Además, viene con un teclado desacoplable con fijación magnética y conexión mediante pines en vez de Bluetooth.

vexia-portablet-106 (1)

 

Hablando de conectividad, cuenta con salida de vídeo para pantallas externas, así como un USB 3.0, un USB 2.0, jack de audio para auriculares y una ranura micro SD. En el teclado hay un conector USB 2.0 adicional. En cuanto a cámaras, tanto la frontal como la trasera tienen 2 Mpx.

El sistema operativo es Windows 10 de 32 bits, que, junto con el teclado, son los que confieren a este equipo su identidad como portátil al permitir usar aplicaciones convencionales de escritorio, tales como Office o incluso (con muchas limitaciones derivadas del ajustado rendimiento de su hardware) aplicaciones para crear y editar contenidos multimedia como Photoshop.

La pantalla hey!tech

El “ingrediente secreto” de este portátil/tableta es la pantalla trasera hey!tech. Perfectamente integrada en la parte posterior, en la esquina superior derecha, hay una matriz de 16 x 16 LEDS de alto brillo, que, cuando están apagados, no son visibles a simple vista. Pero cuando se encienden, pueden verse a distancias de varios metros.

vexia-portablet-106

Esta pantalla no tiene una capacidad gráfica notable, pero no está pensada para mostrar elementos complejos, sino texto, emoticonos o elementos gráficos simples que expresen de un modo visual una circunstancia.

Lejos de ser una característica trivial, esta pantalla hey!tech encaja en escenarios como los educativos, donde los alumnos equipados con una tableta como esta pueden indicar al profesor que han acabado una tarea, que tienen una pregunta o incluso mostrar las respuestas en pruebas de evaluación, de modo que el profesor compruebe de un modo inmediato qué alumnos han acertado una pregunta o la han fallado.

Se trata de una funcionalidad que puede aprovecharse en muchos posibles escenarios más, desde profesionales, como indicar en un restaurante que se desea pedir un plato determinado, o indicar en una oficina que se ha finalizado un tarea, o que un puesto de atención al cliente está libre, hasta personales para expresar emociones o estados de ánimo mediante emoticonos prediseñados u otros que creemos nosotros mediante el editor gráfico de la aplicación de gestión de la pantalla hey!tech.

La aplicación hey!tech

Precisamente, es a través de la aplicación como podemos configurar el comportamiento de la pantalla trasera, tanto mediante la programación de acciones automáticas, como la selección manual de los contenidos que se muestren en la matriz gráfica de 16 x 16 LEDS.

Captura de pantalla (2)

Tiene ocho modos de funcionamiento, como el modo Texto, para mostrar iconos y textos definidos por nosotros; o el modo Mi Perfil, para mostrar nuestro perfil personal, definido previamente por nosotros en el editor de la aplicación. También tiene un modo Reloj, pero el más interesante y completo es el modo Alumno.

En este modo, la aplicación permite integrar al Vexia Hey Tech en el aula gracias a funcionalidades como la de Comprensión, mediante la cual el alumno puede mostrar si ha entendido lo que el profesor ha explicado. O la de Test Rápido, que incluye un sistema para elegir una respuesta para evaluaciones de tipo test. También permite al alumno pedir la palabra a través de la pantalla en vez de levantar la mano.

Captura de pantalla (4)

A través de la pantalla hey!tech, también se puede mostrar qué aplicación están usando los alumnos en el sistema Windows a través de su icono correspondiente, o qué página web están visitando.

Funcionamiento como tableta y portátil

El comportamiento de este “portablet” de Vexia es el esperado de un equipo con un hardware modesto en cuanto a tecnología. No es nada que debiera extrañarnos: su punto de precio está muy ajustado y es sumamente atractivo de cara a un uso que no demande un rendimiento elevado del hardware.

Pero, para usos convencionales, tales como la navegación en páginas web, la autoría de documentos de Office o la edición sencilla de contenidos multimedia tales como fotos de calidad estándar o vídeos de corta duración, sin esperar que el procesamiento sea especialmente rápido, es un equipo resultón.

 

El acabado en materiales es modestos, poco técnicos. Así que hay que tratarlo con cuidado. Como accesorio se puede adquirir una práctica funda específica para para la tableta y el teclado, con una apertura para mostrar la pantalla hey!tech.

funda-rigida-para-portablet-106-con-heytech (1)

La autonomía para un uso “tranquilo” escribiendo textos o navegando será de unas cinco horas. Si se le pide más al equipo, este tiempo se verá reducido. Se carga a través de un cable micro USB, muy conveniente, aunque a cambio, el tiempo de carga es más lento que con un cargador dedicado y, si lo cargamos mientras lo usamos, apenas sí subirá la barra de energía de la batería.

Si lo que quieres es jugar, malas noticias. Salvo juegos sencillos para un uso ocasional, vale. Pero más allá de ahí, para juegos de PC, será misión imposible. No se puede tener todo.

El almacenamiento de 64 GB es suficiente para Windows 10 y aplicaciones esenciales, pero si necesitas guardar fotos o vídeos, mejor si adquieres una tarjeta microSD de, por ejemplo, 32 GB, que te permita jugar con el espacio interno de un modo más flexible.

Por 299€, es una propuesta equilibrada y honesta, con el valor añadido de su pantalla trasera LED, de utilidad para la educación y también para el ocio, haciendo que este equipo tenga carisma e identidad propia.

 Portátil convertible 2 en 1 Vexia Portablet 10,6'' Hey Tech Intel T3 Z8300