pc-2

Hace años decían que el ordenador estaba muerto como plataforma para jugar. Es cierto que las consolas acaparaban mucha atención pero los mejores títulos siempre acababan con una versión para PC y en mucho caso mejor que la de Playstation o Xbox. Ahora, están viviendo una época dorada donde todo el mundo los desea, y gracias a nuestra guía de compra de ordenadores, ya sabemos que tienen unos requisitos muy específicos. Hoy veremos cuáles son.

Los ordenadores para jugar están viviendo un auténtico boom con el ascenso de los juegos competitivos como League of Legends o Starcraft. ¿Quieres un ordenador para disfrutar de los mejores videojuegos y una calidad excepcional? ¿No sabes por dónde empezar? Nosotros te ayudamos para que compres uno.

Procesador

Hace unos años la pelea entre AMD e Intel por tener los mejores chips estaba muy reñida pero la realidad es que, a día de hoy, si queremos un ordenador para jugar la mejor opción es Intel. La opción más potente si queremos el mejor rendimiento posible.

La opción lógica es irnos a un procesador Intel Core i7 ya que es la tope de gama del fabricante. Sin embargo, Intel Core i5 es también una opción muy válida. ¿Por qué? Primero porque se calienta menos y segundo porque la potencia que tiene el i7 para hacer cálculos no se hace tan necesaria a la hora de jugar.

Eso sí, ya bajas más (i3) es una mala opción. Intentemos siempre estar ahí, Intel Core i5 o i7. La última generación de chips (Broadwell) ya está llegando y el rendimiento que ofrecen es excelente. Esta es la pieza donde es más complicado que nos equivoquemos.

RAM

Cuando hablamos de ROM tenemos que andar con ojo. No vale solo con tener una cantidad ingente. Ocho gigas es un punto de partida muy bueno pero antes de volvernos locos poniendo más cantidad tenemos que asegurarnos de que la velocidad es elevada. Sin ella, de nada nos vale tener placas y placas de esta memoria.

Lo ideal es que siempre sea DDR3 o superior con una velocidad de 1.330 Mhz. Por debajo conseguiremos un rendimiento muy pobre aunque tengamos el doble de memoria. Como decíamos, 8GB es un buen comienzo pero si queremos ir más allá en el futuro podemos subir a 16GB pero en ningún caso debe ser un punto prioritario en nuestra compra.

Tarjeta gráfica

pc-3

Si queremos un buen ordenador para jugar, todo empieza y acaba aquí: la tarjeta gráfica. Elemento fundamental ya que él soportará buena parte de la carga que hace el equipo para ejecutar nuestros juegos con la máxima calidad posible. ¿Qué debemos mirar? Lo primero su capacidad de memoria.

Aquí la cantidad varía pero cualquier tarjeta gráfica para jugar potente tiene ya cuatro u ocho gigas. La inversión es grande, es uno de los componentes más caros, pero tendremos la garantía de disfrutar de la mejor calidad posible durante unos cuantos años. Merece la pena si vamos a estar jugando mucho.

¿Marcas? La lucha está muy reñida entre ATI y NVIDIA por lo que resulta difícil decantarse por una. En los equipos ya configurados verás un poco de ambas. Normalmente en jugadores profesionales veréis que casi todos sus ordenadores llevan NVIDIA eso sí.

Si vamos a comprar un portátil, es obligatorio que tenga una tarjeta gráfica dedicada. Las integradas (tipo Intel Graphics) ofrecen un rendimiento correcto para usar el ordenador de forma cotidiana con tareas básicas. Sin embargo, se queda en nada para jugar.

Ventilación

pc-1

Si vais a comprar un ordenador para jugar, haceros a la idea de que va a calentarse mucho. Vamos a poner la máquina a todo rendimiento para que dé lo mejor de sí. Por eso, la ventilación es importante y por eso debemos asegurarnos que tiene un sistema de refrigeración grande, amplio y potente.

Tengamos una CPU o un portátil, nos tenemos que asegurar que lo ponemos en un sitio correcto para que los muebles o la pared tapen las salidas de ventilación. Este punto es importante porque una buena ventilación significa que los componentes de nuestro ordenador durarán más.

¿Refrigeración líquida? El tiempo ha demostrado que no es una tecnología muy óptima y que además corre riesgos: es compleja de instalar y si alguna válvula estalla es muy probable que dañe algún componente electrónico. No merece la pena que invirtamos nuestro dinero en este sistema.

Pantalla

Empezamos a hablar de accesorios para meternos con las pantallas. Si hablamos de resolución, el punto de partida debe ser Full HD pero a estas alturas es fácil encontrar modelos por encima de esta resolución a un buen precio pero ojo: no todo es resolución.

Debemos de fijarnos en un par de detalles muy importantes. Por un lado los hertzios en la pantalla. Mientras más alto sea este dato mejor ya que significará que la imagen se refresca más rápido y por tanto tendremos más precisión y no perderemos ningún frame cuando estemos jugando.

Por otro lado tenemos la latencia. Es decir, el retraso que hay entre la acción que hacemos y lo que tarda en mostrarse en pantalla. Puede parecer una tontería pero en ese tipo de detalles es donde se deciden las partidas competitivas. Es un dato que tenemos que tener en cuenta si vamos a meternos de lleno como profesionales.

Teclado y ratón

razer

¿Para jugar vale cualquier teclado y ratón? Si queremos jugar como profesionales la respuesta es no. Vamos primero con los teclados. Lo normal es que en esta categoría nos encontremos con modelos mecánicos. ¿Qué significa? Que cada tecla tiene un mecanismo de pulsación individual rígido que le da más dureza.

Son más ruidosos pero también los más cómodos para teclear rápido. Luego tenemos los modelos con retroiluminación, un elemento estético que solo en algunos modelos cobra sentido para iluminar con un color determinado ciertas partes del teclado.

Por supuesto ¿qué sería de un teclado sin macros? Es decir, teclas adicionales que podemos programar para que hagan una serie de combinaciones de forma automática. De este modo podemos ganar tiempo, algo que por ejemplo es muy útil en los juegos de rol online.

Luego tenemos los ratones. Lo primero que debemos mirar es la precisión que tiene, se mide en dpi o puntos por pulgadas. ¿Qué significa esto? El grado de sensibilidad que tiene un ratón y los puntos que reconocer cada vez que lo movemos. De este modo, podemos conseguir movimientos más precisos.

Algunos ratones tienen botones de macro. Si en los juegos que vamos a jugar se usan mucho, es conveniente mirar algún modelo que los incluya pero con los del teclado deberíamos tener suficiente. ¿El resto? Ergonomía, a veces merece la pena toquetear varios y ver con cuál estamos cómodos.

HP Omen



gam-3

boton-compra

Mountain Ice Pro

gam-2

boton-compra

ASUS RoG

gam-1

boton-compra

HP Envy Phoenix

gam-4

 

 

 

 

boton-compra


Etiquetas: