La evolución de los procesadores en paralelo, o de núcleos procesadores en paralelo, siguiendo la estela legendaria de los intel Xeon de servidores, ha sido adaptada por AMD reutilizando la GPU (Unidad de procesado Gráfico) de sus tarjetas aceleradoras Radeon HD 4870 para crear una supercomputadora capaz de procesar un petaflop (mil teraflops donde flop son las operaciones en punto flotante por segundo).

Es algo casi intagible el poder dimensionar esa capacidad de procesado, algo aún lejos de poder exprimirle el 100% de rendimiento. Son necesarias 1000 Ati Radeon HD 4870 y 700 placas bases usando el procesador Phenom II de AMD para conseguir esos niveles estratosféricos que serán utilizados para proporcionar servicios de videojuegos, aplicaciones y otros propósitos de uso intensivo de gráficos 3D a través de internet de forma masiva.

Prometen conseguir efectos fotorealistas en tiempo real para videojuegos online y desarrolladores de los mismos. Puntualizar que un procesador QUAD CORE actual procesa 0.05 teraflops (50 gigaflops). La idea es conseguir poner la supercomputadora al alcance de los principales fabricantes del sector informático como Hp y Dell, que ya han mostrado su interés explícitamente, antes del segundo semestre.

Nunca palparemos realmente este potencial pero al menos sí la pequeña porción que nos corresponda.