El llamado Cloud Computing es una realidad que poco a poco va perfilándose como el futuro de los servicios online. Con eficacia demostrada para las pequeñas empresas gracias a la facilidad de disponer de una gran infraestructura a precio módico, parece que los videojuegos y el ocio electrónico abrirán un gran abanico de posibilidades a esta tecnología.

OnLive es un servicio basado en la computación en nube que permite utilizar videojuegos alojados y ejecutados desde servidores remotos, y el próximo 17 de junio será su puesta de largo en los mercados americanos.

Después de un largo desarrollo de casi ocho años, con muchos meses de pruebas adicionales con betatesters, demostrando que es capaz de reproducir los juegos de forma remota sin ningún tipo de retraso.

El servicio estará disponible a partir de esa fecha previo pago de una cuota de casi quince dólares al mes, lo que proporcionará a los usuarios la experiencia multijugador, demos gratuitas y la posibilidad de guardar partidas, no incluyendo la licencia de videojuegos, que se cobrará aparte.

La principal ventaja de este sistema es que el trabajo de procesado del videojuego lo realizan los ordenadores del servicio, que transmiten la señal de vídeo al jugador. De esta forma, el usuario puede utilizar videojuegos punteros técnicamente desde equipos discretos, e incluso en televisores sin necesidad de ordenador, sólo gracias a un pequeño adaptador y mando.

Para ponerlo en funcionamiento requerirá servidores muy potentes por parte de la empresa y una conexión de banda ancha por parte del usuario. No existirá descarga, excepto un pequeñísimo archivo de un mega. Aunque ya se ha firmado acuerdos con importantes desarrolladoras de videojuegos, no se ha anunciado aún ningún título.


Etiquetas: ,