Continuando con nuestro breve recorrido por las relaciones de los videojuegos con el cine, y dejando atrás infames producciones como Street Fighter, llegamos a una época en la que es el Comic el que toma el relevo para ser foco de atención tanto del cine como de la industria del videojuego. Triunfa el cómic Varios personajes del comic ya habían sido retratados en películas con más o menos suerte, como es el caso de Supermán y Capitán América a finales de los setenta.

Unos años más tarde se estrenó la muy lograda Conan el Bárbaro, con Jorge Sanz como pequeño Conan, y sus dos secuelas, pero a pesar del gran éxito de estas películas, no consiguieron encender la mecha para dar trabajo en el cine a todos los personajes que aguardaban en las páginas de DC Comic y Marvel, si exceptuamos a supergirl :-).

Fue ya a principios de los años noventa cuando algo empieza a cambiar. Aparece el Batman de Tim Burton con una estética no vista hasta entonces que le viene como anillo al dedo a los desarrolladores de videojuegos, y además se convierte en un éxito de masas.

Surge un nuevo modo de construcción de personajes y villanos en los juegos, dotándolos de una estética circense y oscura a la vez. Años más tarde le seguirá la saga de X-Men, Hulk, Spiderman y para cerrar el círculo, el renacimiento de Batman con el director Christopher Nolan después del maltrato sufrido en sus secuelas posteriores a Burton.

Los superheroes aparecen hasta en la sopa, pero esto nos lleva a otro problema, el auge en la lectura de Comics ya pasó hace mucho tiempo y los superhéroes nuevos con algo de carisma empiezan a escasear. A la industria del cine no le gusta tampoco depender tanto de Marvel, que es la empresa que acapara la mayor parte de los derechos de propiedad intelectual.

Es cierto que ya no se leen tantos comic, pero el mismo tipo que hace años los leía, ahora prefiere jugar a determinados videojuegos que ocupan esa misma área de la cultura. No tardaron mucho en darse cuenta las grandes productoras.

Los videojuegos entran es escena Las grandes compañías de ocio electrónico continúan su trabajo con la salida de las nuevas generaciones de consolas. Esto hace que cambien nuestros hábitos, las máquinas arcade empiezan a no ser rentables y los locutorios sustituyen a los viejos recreativos del barrio. La PlayStation supone una auténtica revolución, entra masivamente en los hogares de medio mundo y se consolidan las grandes historias como Final Fantasy, Metal Gear, Silent Hill, etc.

En esta época más moderna, el primer gran paso al celuloide fue por parte de una heroína multimillonaria llamada Lara Croft, y no pudo ser menos espectacular, tanto que nadie hoy en día puede ponerla otra cara que no sea la de Angelina Jolie , otra cosa es la calidad de la adaptación, ya que se perdió una estupenda oportunidad de continuar con Tomb Raider la estela dejada por Indiana Jones .

Presente y Futuro En toda esta historia, hay un punto de inflexión cuando los resultados económicos en la venta y distribución de videojuegos superan a las cifras de las productoras de cine. A partir de aquí, y visto el enorme potencial de títulos, la diversidad de géneros y la acogida del público, la industria del cine se hermana a la industria del videojuego.

Las películas cuentan con grandes sumas de dinero procedentes de ambos gigantes, y con la salida al mercado de un nuevo filme, sale también un videojuego incluso unos días antes del estreno de la película. Se realizan películas a partir de títulos de survival horror como Residen Evil y Silent Hill, siendo los resultados muy prometedores y en algún caso, brillante. Incluso hay títulos como Beowulf, que nacen como película, pero con alma de videojuego.

El presente es el estreno Max Payne, videojuego que claramente tenía vocación de película de género negro. Todavía no he tenido ocasión de verla. El futuro pasa por conseguir una gran obra maestra que añadir a la conciencia colectiva como fue el caso de Star Wars o más recientemente El Señor de los Anillos, y dos son las grandes producciones que pueden llegar a triunfar: Halo y World of Warcraft. Albergo mis esperanzas en esta última, ya que va a contar con el apoyo total de Blizzard, que esta empeñada en mimar su producto estrella y con una cifra astronómica de presupuesto. El tiempo dirá.


Etiquetas: , , , , ,