Una encuesta realizada por una página web estadounidense de videojuegos, WhatTheyPlay.com, revela que los padres consideran menos apropiado un videojuego con escenas de sexo, que con escenas de cabezas humanas cortadas.

En realidad se trata de una simple encuesta de esas que hay en muchas páginas web, y que no ofrecen resultados decisivos ni relevantes, pero que nos dan una idea de por dónde andan los tiros.

La pregunta exacta era: Como padre, ¿qué considera más ofensivo en un videojuego? Y podían escoger entre:

  • Imágenes de cabezas cortadas
  • Un hombre y una mujer manteniendo relaciones sexuales
  • Palabrotas
  • Dos hombres besándose

Un 37% considera más ofensivo escenas de sexo en un videojuego contra el 26% que piensa lo mismo de las escenas violentas. Sin embargo las palabrotas sólo escandalizan al 10%.

Otro dato curioso de esta mini encuesta me parece incluir la posibilidad de elegir que dos hombres besándose sea algo ofensivo, pero lo más paradójico de todo es que el 27% de los que han participado han optado por esta opción. Si un hombre y una mujer manteniendo relaciones sexuales es lo más ofensivo que puede tener un videojuego para muchos padres, no me quiero ni imaginar qué pensarán de lo mismo, pero con dos hombres.

Para que un juego sea considerado AO (Adult Only), es decir, enfocado a un público mayor de 18 años, tiene que contener prolongadas escenas de violencia intensa y/o contenido gráfico sexual y desnudos. Sin embargo los juegos pueden calificarse como M (Mature), es decir, para un público de al menos 17 años (por supuesto siempre recomendado), aunque tengan violencia intensa, sangre, contenido sexual y lenguaje impropio. La diferencia radica en que si los juegos están considerados AO, difícilmente podrán venderse, ya que pocos centros comerciales quieren tener estos títulos en sus estanterías. Aquí es donde está la trampa, la lucha por ser M y no AO. De hecho tanto Microsoft, como Sony y Nintendo tienen estrictas normas para asegurarse de que no lanzarán un juego calificado AO en sus plataformas. Por ejemplo, el juego ‘Grand Theft Auto: San Andreas’, fue inicialmente calificado como AO pero consiguieron que pasase a ser M y ha sido uno de los juegos más exitosos de la historia.

Hasta ahora, el organismo estadounidense que califica los videojuegos, el ESRB (Entertainment Software Rating Board) que lleva en funcionamiento desde 1994, ha calificado sólo 23 títulos como AO de los 15.000 juegos que ha evaluado.

Volviendo a la encuesta de WhatTheyPlay.com, me gustaría saber qué responderían los menores si les hicieran la misma pregunta. Seguro que se invertían los datos.


Etiquetas: