El mundo de los videojuegos parece haber vivido últimamente una retirada de la vida “pública”, dada la tendencia cada vez mayor de los usuarios a jugar desde casa y abandonar los clásicos centros recreativos. Ahora, sin embargo, gracias a una nueva sala que se abre en Madrid y que está pensada para proporcionar las experiencias más completas en videojuegos, los jugones podrían volver a “agorizarse” y retomar su afición en lugares no domésticos.

Cinegames se inaugura hoy en el madrileño centro comercial Islazul. El recinto, también pensado para ver películas digitales, dispone de una “Sala G” que será los fines de semana punto de encuentro para los que quieran jugar de una forma diferente.

Los aficionados a los videojuegos y el público en general disfrutarán de efectos como humo, lásers, niebla, flash, luz ambiental con variación de color y luz negra en el apartado visual, sonido digital surround 4.1 + FX multicanal integrado en las propias butacas que permiten disfrutar al jugador de su propio sistema envolvente individual y una novedad: la incorporación de olores a las partidas. Este último apartado da interesantes posibilidades si nos planteamos con qué aromas nos pueden sorprender en cada tipo de juego: terror, coches, bélico…

La llamada “Sala G” de Cinegames, que abre sólo los fines de semana y donde todos los jugadores jugarán en tiempo real a la misma aventura, dispone de un despliegue tecnológico sin precedentes para garantizar la experiencia más completa: 6 proyectores digitales que cubren 4 pantallas gigantes, 8 pantallas TFT integradas en las paredes de la sala y 55 monitores de juego individuales de los puestos cinegames 2.0.


Información cortesía de:


Etiquetas: