Windows 7 está causando gran revuelo y expectación entre el gran público en los prolegómenos de su salida. Aún no se tiene fecha exacta de comercialización y una simple versión beta ha sido descargada de manera masiva desde su puesta a punto en el mes de Enero.

Se reitera en el tiempo el deseo de jubilar Windows Vista cuanto antes mejor, por parte de usuarios y de la propia Microsoft. En un movimiento que empieza a resultar cansino y molesto para consumidores de todos los alcances, Windows7 será comercializado en seis formas distintas, una licencia para cada necesidad (algunas harto incomprensibles). A saber:

– Windows 7 Starter Sólo permite tres aplicaciones simultáneas. Esta limitación de multitarea se basa en su objetivo de copar mercados emergentes en los que Linux sigue imperando por su gratuidad. Vendrá de serie en equipos nuevos y no será posible obtenerla de primera mano.

– Windows 7 Home Basic Multitarea operativa completamente, sin interfaz Aero (Windows 3D) por un precio de 200 euros aproximadamente. Es la licencia básica, equivalente a las versiones Home de Windows Vista, XP en terminos de operatividad.

– Windows 7 Home Premium Windows Basic con Aero y más compatibilidad de serie. Precio de mercado por debajo de 300€.

– Windows 7 Professional Orientado a PYMES, funcionalidad semejante el Premium por unos 300€, poco más.  

– Windows 7 Ultimate Recopila la funcionalidad de todas las versiones inferiores (algo repetitiva esta versión que pocas mejoras ofrece salvo un precio levemente superior de 350€).

– Windows 7 Enterprise Versión para grandes empresas y servidores con precios de licencia por determinar aún.

Tanta opción a instalar en un ordenador no hace más que confundir al usuario novel y cansar al experimentado, la diversidad es buena con sensatez y competitividad, pero estas versiones variadas de Windows 7 no vienen en su mayoría a cubrir necesidades que no cubran otras, sino a ofrecer precios variados para adquirir un mismo producto con mismas funcionalidades en distintos sectores. Windows 7 tienen vistas de triunfar, pero decisiones de este tipo no suman en su carrera, sino que restan.