La mayoría de sistemas de cajeros de supermercados y de transacciones de líneas aéreas aún usaban como sistema operativo Windows 3.11 o alguna versiónd e la saga Windows 3.

Eran sistemas con el sistema operativo embebido que todos habremos visto más d euna vez en cualquier centro comercial al escuchar esos sonidos arcaicos y característicos al generar algún error de entrada, algo que no revelba mas que el estar viendo un skin sobre Windows 3.11. Hay que recordar y agradecer a Windows 3.11 el ser el primer sistema operativo de iconos. Microsoft entró de lleno en la guerra de los sistemas operativos que hubo en los años 90 con esta versión.

Por aquel entonces Apple y OS2 eran sus competidores, hoy tanto Linux como Apple le han comido más terreno del que podían imaginar cuando todo parecía tender al monopolio universal, y es que en esta vida también se puede morir de éxito, y muestra de ello son Windows Millenium, Vista y otros fiascos intermedios de sus suites ofimáticas. Hoy miramos con sorna los requerimientos de este entrañable Windows 3.11 que solicitaba un procesador 8086 de al menos 10Mhz, 640Kb de RAM y 7 Megas de disco duro junto a un monitor de resolución VGA como máximo (640×480).

Algo sonrojante cuando hoy Windows Vista nos requiere un procesador de 32bits de al menos 1Ghz, 512Megas de RAM, 20Gb de disco duro y tarjeta gráfica de 32 megas. Sólo han pasado unos 15 años y los requisitos se han multiplicado por 1000.

El sistema operativo que nos introdujo en la era multimedia, que fue descatalogado en 2001 y definitivamente abandonado a 1 de Noviembre de 2008 merece un homenaje en forma de artículo como este. Una reseña para la leyenda, una despedida para un pionero.


Etiquetas: ,