El nombre de este nuevo sistema operativo es Nova, y Palm pretende con él abarcar los dispositivos portátiles, móviles, consolas portátiles, etc. Al estar basado en Linux, juega con la ventaja de la compatibilidad multiplataforma más que testada con las distribuciones de Linux actuales.

La presentación del nuevo sistema tendrá lugar en el próximo Consumer Electronic Show (CES) que tendrá lugar entre el 8 y el 11 de Enero. La filosofía de Palm con este nuevo sistema operativo es llenar el vacío existente entre sistemas profesionales como los de RIM con Blackberry y Apple con su iPhone orientado al entretenimiento.

La dura realidad es que llevan tres años haciéndose de rogar con este prometido nuevo sistema operativo, y no está tan claro que exista en el mercado un hueco para él ni fabricantes que se arriesguen a esta aventura implementándolas en sus terminales.

Palm intenta salvarse con este órdago en un mercado que en un tiempo no tan lejano dominaba ampliamente, una marca que tuvo su época de auge máximo con los dispositivos portátiles monocromáticos y que ahora ve como el tiempo, ese juez implacable, le ha pasado una factura demasiado elevada por no seguir las tendencias del mercado.

Recordemos que los orígenes de Symbian se basan en gran parte en una evolución del Palm OS de antaño y hoy día domina ampliamente el mercado de teléfonos móviles. En Enero el veredicto de este sistema.


Etiquetas: