La mayoría de los ordenadores de marcas conocidas que traen de serie Windows Vista como sistema operativo, suelen venir acompañados de multitud de programas adicionales a modo de regalo que finalmente están algo envenenados por el consumo de recursos que hacen en conjunto. Windows Vista es un sistema operativo especialmente avaricioso con la memoria RAM, y cuantos menos programas inútiles haya instalados, mejor que mejor. Por ejemplo versiones trial de Office, antivirus, reproductores de DVD, etc. Son programas que puede que se usen una vez en toda la vida útil del ordenador a modo de prueba nada más.

Hay muchos programas que además se cargan al iniciar Windows directamente. Otro de los conflictos de Windows Vista es lo lento que es en iniciarse, si se consiguen limitar los programas que se inician con el sistema operativo, la paciencia será una virtud menos en la que invertir a la hora de ponerse delante del ordenador. Claros ejemplos de esto son Microsoft Messenger que se inicia en la barra de tareas, abajo a la derecha. Otro ejemplo son los porgramas de descargas que suelen venir preconfigurados para integrarse en el inicio, como Pando, Emule, clientes Torrent, etc. El tener el control sobre qué programas arrancar con Windows puede mejorar mucho el rendimiento y la conexión del ordenador.

La defragmentación del disco siempre es un parámetro importante en todo ordenador. Con las dimensiones actuales de los discos duros, una buena defragmentación permite una ejecución más eficiente de los programas al tener los datos ordenados adecuadamente a nivel físico. Windows Vista por defecto hace esto cuando se tira cierto tiempo en stand by, pero eso es algo poco habitual porque siempre suele haber un programa residente que evita ese estado. El inconveniente es que la defragmentación es un proceso que puede ser muy largo en el tiempo si no se hace a menudo, por lo que es recomendable realizarla por las noches. Para activar esta opción sólo hay que hacer clic derecho en la unidad que queramos defragmentar y dar a propiedades–>herramientas

Los requerimientos gráficos de vista, además de espectaculares son muy costosos en rendimiento de la tarjeta aceleradora. La interfaz de AERO exige demasiados recursos incluso para algunos ordenadores de hoy en día, y las transparencias de las ventanas son detalles que pueden ralentizar bastante el ordenador. Se puede incluso quitar todo elemnto de enmbellecimiento consiguiendo una interfaz como la de Windows 2000, básica y gris. Como término medio lo ideal es ir al panel de control y anular la ejecución de AERO, que se carga en el inicio y no se suele dar mucho uso realemente. Con ello se ganan bastantes segundos de carga.

Si a pesar de todos los consejos, el sistema no mejora en demasía, lo ideal entonces es añadir memoria RAM, 4GB es perfecto para Windows Vista en multitarea. 2GB se puede llegar a quedar corto en determinadas situaciones intensivas como el uso de photoshop con grandes imágenes y varios navegadores abiertos. Pero es el único remedio cuando las mejoras de optimización de software no dan resultado, recurrir a mejorar el hardware.


Etiquetas: