Google acaba de lanzar hoy la versión 2 de su navegador Chrome. Hasta ahora esta versión 2 era considereda beta y, en consecuencia, podría sufrir inestabilidades y cuelgues durante su funcionamiento. La versión que acaba de salir es la definitiva, libre de posibles bugs y con nuevas posibilidades añadidas.

Chrome es conocido por su simpleza, uno de los rasgos distintivos de la marca, cuanto más sencillo más gente lo usa. En Chrome los menús son minimalistas, nada de alardes visuales, todo en favor de obtener una velocidad y rendimiento superiores al resto de competidores.

El navegador de Google sería un serio rival de Firefox si implementasen todos los plugins necesarios a día de hoy para navegar por todo tipo de webs, así como los add ons que permiten cambiar skins, añadir gadgets, etc. Pero Google tuvo que sacar de manera precipitada su navegador para hacerse conocer poco a poco. La estrategia comercial no es ganar la guerra de los softwares de navegación web de sobremesa, sino la futura guerra fraticida en los móviles una vez se imponga un sistema operativo de forma dominante. Firefox sacó hace poco su versión para Windows Mobile, llamada Fennec, Windows prepara su Explorer 6’5 para móbiles y Opera es un viejo conocido multiplataforma.

Google no tardará en hacer ese movimiento una vez se afiance en los ordenadores para dar el salto. Se puede descargar desde aquí. La instalación es rápida y entre sus novedades destacan la posibilidad de usarlo a pantalla completa (F11), eliminar las famosas miniaturas de webs más visitadas o favoritas (algo propio de Opera desde hace tiempo) y una máquina de javascript que corre como elviento. Esta versión sigue estando disponible sólo para Windows, se esperan las versiones de Linux y Mac para finales de año.