Microsoft ha anunciado a través de Bob Familiar, uno de los desarrolladores implicados en el proyecto, que el día 13 de Enero existirán discos de instalación de la versión beta oficial de Windows 7, ese sistema operativo que vendrá a salvarnos de Windows Vista y prolongar el buen funcionamiento de Windows XP. Enonces se podrá comprobar en primera instancia las características novedosas introducidas y corregidas.

Esta beta evidentemente no gozará de estabilidad ni será operativa como sistema operativo funcional, pero sí que servirá para que los usuarios se hagan una idea de cómo serán las funciones multitáctiles que se presume incluirá, la interfaz visual semejante a Windows Vista y el rendimiento y requisitos mínimos que anunció Microsoft, afirmando una optimización incluso de los requisitos que tiene ahora XP respecto a este Windows 7.

Microsoft se juega bastante en esta puesta de largo, el 90% de ordenadores del planeta tienen un Windows instalado, pero ese porcentaje va decreciendo lentamente con la penetración de los Mac y Linux. Windows será un estándar por muchos años, pero imperios más grandes han caído y deben remendar el fracaso de Windows Vista. El futuro está en sus manos.