La tecla Windows presente en todos los teclados es una de las más olvidadas por los susuarios que no la vieron nacer con windows 95, y que al verla no entienden qué sentido tiene usarla en lugar del ratón. Pero para muchos de los que conocimos la informática sin ratón, el teclado y sus controles son la forma más rápida y efectiva de realizar tareas básicas. En este caso, la tecla Windows aporta funcionalidades de inicio de programas que suelen ser bastante útiles si perdemos el típico icono asociado a él y no sabemos dónde se alojan en la estructura de directorios:

– Windows + E (de Explorer): abre el explorer para navegar por las carpetas internas y compartidas.
– Windows + M o D (de Desktop): minimiza todas las ventanas a la barra de inicio y permite ver el escritorio. Volver a pulsarla no sdeja en la situación inicial de ventanas maximizadas.
– Windows: abre el menú inicio
– Windows + F (de Find): Permite buscar en las carpetas (el famoso perrito buscador)
– Windows + R (de Run): abre el menú ejecutar para dar instrucciones de comando de consola.
– Windows + L (de Login): muestra la pantalla de logueo de usuario, útil para cambiar de sesión o bloquear el equipo si está protegido por contraseña.
– Windows + U (de Utilities): muestra el poco usado menú de utilidades de windows.
– Windows + F1: muestra la ayuda de Windows en pantalla con su soporte en línea.
– Windows + Pausa: aparece el menú propiedades del sistema, equivalente a clic derecho propiedades en Mi PC.
– Windows + otra tecla: selecciona los iconos o archivos que haya en pantalla comnzando por esa letra, salvando las exclusiones anteriores.

Ahora sólo hay que practicar algunas de ellas para quedarnos con las que nos sean de más utilidad. Teclado en pantalla en Windows.