Youtube es el servicio de video líder por excelencia, gratuito de principio a fin y plataforma de diversión y publicidad para la mayoría de los usuarios que hacen gala de utilizarlo. Sus últimas mejoras como el formato 16/9 y la posibilidad de ver videos en HD han completado las pocas deficiencias que tenía el servicio a lo largo de los últimos meses.

Google está en negociaciones con Warner Bros, Sony Pictures y LionsGate para la adquisición de derechos de explotación sobre sus catálogos de películas, que entre las tres puede abarcar perfectamente el 90% de la producción comercial cinematográfica del planeta. El obetivo no sería sólo ofrecer películas, sino incluir también clips musicales y programas de televisión.

Se rumorean unos precios de 3’99$ por alquiler de película (aproximadamente 3€). Todavía no está confirmado que se permita también la compra de las mismas ni los términos por los que se regiría el alquiler (número de visualizaciones de la película o determinado por tiempo elalquiler).
Viendo cómo está la competencia en este sector con servicios de video bajo demanda por parte de Amazon, iTunes, Hulu y Microsoft con XBOX, estaba tardando en reaccionar el mayor y más usado portal de videos actualmente.

EL mantenimiento de un portal como Youtube cuesta unos 365 millones de euros al año, que son percibidos por publicidad exclusivamente y que podrían potencias con este servicio de videoclub que pretenden implantar.

Viendo los precios aún de los reproductores de BluRay para poder visionar películas en alta definición, el video en streaming es una alternativa cómoda, barata y de calidad para aprovechar los televisores HD que inundan el mercado.


Etiquetas: