Las cámaras digitales se han convertido en un elemento básico de la vida cotidiana, ya sea en forma de móvil, cámara de video o cámara de fotos compacta/réflex. Los carretes pasaron a mejor vida y los torrentes de fotos caen sobre nuestros ordenadores encontrándose con una doble problemática: clasificar y ordenar por una lado, y mejorar las capturas con diversos y sencillos efectos.
Google ofrece de forma gratuita un gestor de imágenes llamado Picasa, desde el que se pueden crear álbums y editar las fotografías que se almecenan en ellos. Para editarlas se usan sencillos controles, lejos de la multitud de botones de editores profesionales como Adobe Photoshop. Con un sólo clic se pueden solventar los molestos ojos rojos, recortar imágenes, encuadrarlas, enfocarlas mejor y obtener unos colores más realistas. Todas estas funciones elementales se manejan desde la pestaña de efectos básicos de la aplicación. Existe otra pestaña que permite manejar el contraste, brillo y saturación de los colores de la imagen. Y en último lugar si se le quiere dar un toque creativo existen multitud de filtros aplicables a las fotos para lograr los efectos de enfocar, degradar, sepia, blanco y negro etc.
Todo un compendio de sencillez, marca de la casa Google, y accesible desde aquí.


Etiquetas: