Como bien decía un anuncio publicitario, el ser humano es extraordinario. Parece que la factura navideña, en forma de kilos de más (y no precisamente de dinero), empieza a causar estragos incluso en las webs de citas. Quién más y quién menos se abandona un poco (o un poco más) en estas fechas permitiéndose lujos en forma de azúcares y grasas que en otras épocas se controlan mejor.

Pues la web de citas “beautifulpeople” no ha tardado en aplicar su particular guillotina a los kilos de más, y es que una de las más glamourosas webs de citas conocida, se ha permitido el expulsar temporalmente a los miembros (unos 5000, que no son pocos) que ya no son considerados como poseedores del atractivo perfil con el que se registraron, y al observar las fotos con los kilos de más, han decidido expulsarlos de la comunidad de citas online.

El funcionamiento de la comunidad se basaba en ingresar en ella inicialmente, sufrir un proceso de votación popular, y en función de los resultados poder ser aceptado o no en la misma. De esta forma se aseguran que los nuevos contactos generen citas entre los existentes sin mayor problema para el buen funcionamiento de la web, evitando la eterna navegación entre perfiles de las páginas de contactos que no aplican filtros de aceptación por sus propios miembros (la mayoría, por otra parte).

De esta manera podemos estar concibiendo una nueva forma de discriminación, la discriminación online. ¿hasta qué punto uno debe ser esclavo de un servicio en vez de ser un simple usuario del mismo? En este caso, aunque la web sea explícitamente de “gente guapa”, no parece de recibo que por lo que se engorde en navidad (cinco kilos a lo sumo no se notan mucho en una persona que se cuida de por sí) uno sea expulsado de una web, quizás una advertencia hubiera sido suficiente en este elitista sistema de citas online más que aplicar la cruel decisión de expulsarlos por exceso de peso hasta nuevo aviso.

Como bien decía un anuncio publicitario, el ser humano es extraordinario, para bien y para mal.


Etiquetas: