Mucho se habla en estos días sobre los nativos digitales: esa generación de jóvenes nacidos a partir de los años 80 que han crecido junto con la tecnología y han tenido acceso a ella desde bien pequeños. Son ellos los que ahora manejan gran parte de los trabajos dedicados a la industria de la tecnología, los que deciden hacia dónde se mueve y cómo evoluciona a pasos agigantados.

Pero no podemos olvidarnos de que en absoluto son los únicos usuarios de tecnología: a pesar de que los adultos mayores son una minoría en el uso de la informática, hay que tener en cuenta que es un sector en crecimiento. Y además se trata de un sector único, con sus propias necesidades y sus preferencias. ¿Cómo usan los ordenadores e Internet los adultos mayores?

La brecha del uso digital para las personas mayores

Adultos internet

 

Hasta mediados de los años 90, Internet no hizo su aparición en España para la mayoría de usuarios, y por aquel entonces contábamos aún con unas conexiones no demasiado rápidas, que verdaderamente no animaban al uso de la red a las personas mayores. ¿Recordáis cuando para conectarnos había que casi “reservar” el teléfono fijo y rezar para que no llamara nadie y no cortara la conexión? Demasiados contras como para hacer que una generación que no estaba enganchada a los chats de IRC optara por explorar qué podía encontrar entre las miles de páginas web que se iban abriendo paso.

Poco a poco, la red se fue incorporando a los puestos de trabajo: este fue el punto de inflexión para que los adultos, que hasta ese momento no eran heavy users de Internet, pasaran a utilizarlo a diario, tanto en forma de intranet y de las aplicaciones específicas de cada puesto de trabajo, como en la red abierta, haciendo sobre todo uso del e-mail como medio de comunicación.

¿Qué hacen ahora en Internet esos adultos mayores?

Adultos internet

¿Por qué páginas navegan, qué redes sociales utilizan y en qué soportes trabajan los integrantes de esa generación que tuvo que dar el paso de trabajar a mano a trabajar en red?

Muchos de ellos son grandes consumidores de información. “Sobre todo uso Internet para leer el periódico cada día: la versión digital es mucho más práctica que el papel, porque encuentras antes la información que buscas y tienes acceso a muchas más cosas”, nos responde Goyita, de 67 años. Los lectores de la prensa en Internet son ya más numerosos que los de la prensa en papel, y esto ha repercutido negativamente en muchas publicaciones que no han podido o no han sabido dar el salto a lo digital.

Una buena parte de los adultos mayores gusta de participar en foros o de comentar las noticias en los medios en los que las leen.

Aunque en un principio muchos de nuestros mayores desconfiaran del sistema digital para realizar gestiones oficiales (como la declaración de la renta, la solicitud de citas médicas) y otras personales (reservas de hoteles o de vacaciones, compras por internet en general), lo cierto es que en la actualidad la opción telemática es la preferida para este tipo de tareas. Sin ir más lejos, hace unos días la web de la Agencia Tributaria se colapsaba al abrir el plazo para presentar la declaración de la renta anual.

El e-mail es otra de las grandes funcionalidades que los adultos mayores utilizan a diario y con mucha destreza, tanto para temas de trabajo como para otros personales. Envío de información, comunicación con empresas o con instituciones… El e-mail se ha hecho imprescindible para todos nosotros en nuestro día a día.

Adultos mayores y las redes sociales

Adultos internet

¿Están esos adultos mayores en las redes sociales? Por supuesto que están, aunque pueden tener un mayor o menor grado de actividad. “Yo entro mucho en twitter desde hace tiempo”, me decía mi padre el otro día, a lo que yo le pregunté que por qué nunca decía nada. Me contestó que “prefiero leer lo que otros dicen, así estoy al tanto de todo”. Muchos de los adultos mayores que hacen uso de las redes sociales son testigos silenciosos de aquello que pasa a su alrededor.

Es cierto que otros prefieren hacer más ruido, compartiendo contenidos en las distintas redes, aunque Facebook y Twitter suelen ser sus favoritas. Fotos de las vacaciones, alguna ilustración graciosa, felicitaciones de cumpleaños, seguimiento de sus programas de televisión favoritos… Quizás no interactúan tanto como lo pueden hacer los jóvenes o los adultos de mediana edad (puede que sea también porque ellos no pasan tanto tiempo delante del ordenador como nosotros), pero tienen su sitio en el mundo de las redes sociales.

Más lejos les quedan las nuevas redes diseñadas para su uso en el teléfono móvil, como Instagram o Snapchat: solo el 3,1% de los usuarios de Instagram tiene entre 55 y 64 años, y un aplastante 71% de los usuarios de Snapchat son menores de 25 años. Parece que los adultos mayores prefieren el texto a la imagen como método de expresión.

Los vídeos que no se pierden los adultos mayores

Adultos internet

YouTube es otra de las plataformas más queridas por los adultos mayores, y es que allí pueden encontrar mucho contenido de su interés. Desde luego no son fans del fenómeno youtuber. De hecho, muchos de ellos, a la pregunta de “¿conoces al Rubius?” responden con un sonoro y tajante “¿y eso qué es?”.

Sin embargo, sí que utilizan la plataforma de vídeos para visionar contenido de ocio como documentales o películas; y sobre todo para buscar tutoriales, ya sean relacionados con la informática para resolver posibles problemas del ordenador o la tablet, de cocina en busca de nuevas recetas o de bricolaje para hacer sus pequeños arreglos.

Los servicios de “vídeo-club on-line” como puede ser Netflix no entran dentro de sus preferencias y quedan relegados a otras generaciones. Tampoco los vídeos musicales en YouTube y otras plataformas como VEVO, que tanto tirón tienen entre los jóvenes.

Tiempo de ocio: las compras y los juegos

Adultos internet

Si antes hablábamos de que a un buen porcentaje de los adultos mayores les costó dar el paso hacia el pago por Internet, con el paso del tiempo se han convertido en grandes usuarios de las compras on-line. “Mis padres suelen visitar sobre todo páginas como Segundamano.com [Vivo] o Wallapop cuando quieren comprar algo. En ese sentido, también usan los buscadores de internet como Google para encontrar cosas que necesitan a buen precio. Y siempre desde el ordenador de mesa”, me cuenta mi amigo Antonio.

El e-commerce y las compras por Internet han sido uno de los sectores que más han aumentado en los últimos años y que, a día de hoy, siguen creciendo. Según el “Informe Sociedad de la Información de España 2015” llevado a cabo por la Fundación Telefónica, el grupo de usuarios de e-commerce de entre 55 y 64 años ha crecido en un espectacular 48,5%.

Los juegos en tablets y móviles son otros de los grandes triunfadores para los adultos mayores: desde los juegos más de moda como el archiconocido Candy Crush hasta otros mucho más clásicos como los solitarios de cartas. Los juegos de agudeza mental como los sudokus, o los recreativos como los pinball también entran dentro de su top ten.

¿Ordenador, tablet o móvil?

Adultos internet

¿Cuál es la plataforma favorita para acceder a Internet de los adultos mayores? Aunque sabemos que en España el número de móviles ha superado ya al de habitantes, los adultos mayores suelen utilizarlo en su mayoría como medio de comunicación para mantenerse en contacto con sus seres queridos, sobre todo desde la aparición de plataformas de mensajería gratuitas como WhatsApp. El “chiste” que dice que las madres tienen siempre un mensaje de WhatsApp preparado para enviarte a cualquier hora del día cobra ahora muchísimo sentido, ya que el 67% de los adultos de entre 55 y 64 años confirma utilizar aplicaciones de mensajería.

La mayoría de los contenidos on-line en esta franja de edad se consumen a través del ordenador, quizás por las ventajas de accesibilidad que una gran pantalla puede presentar frente al pequeño (aunque cada vez más grande) móvil. En este sentido, la tableta puede haber sido para ellos todo un descubrimiento. “La puedes usar desde la comodidad del sofá: la enciendes y listo, y no tienes que irte hasta la habitación donde tienes el ordenador, encenderlo y toda la parafernalia que eso conlleva. Además, la pantalla es más grande que la del móvil y el funcionamiento es muy intuitivo: no se te “pierde” el puntero del ratón como pasa algunas veces con el ordenador. Le das con el dedo y ya está, haces zoom con dos dedos, vas moviéndote por las distintas pantallas con gestos muy naturales… Tiene muchas ventajas”, nos comenta Benjamin.

Por todo lo visto, no cabe duda de que los padres de los millennials son sin duda un colectivo muy a tener en cuenta cuando hablamos de tecnología e Internet: se mueven por distintas plataformas, buscan ofertas y compran on-line, leen noticias y comentan en foros… Son usuarios muy activos en la red y saben cómo moverse en ella.


Etiquetas: ,