También llamado Google Goggles, este nuevo servicio de Google aporta un granito de arena más a la revolución que significa Google dentro del mundo de Internet a lo largo de la última década. Probablemente cuando dentro de unos años miremos al pasado, existirá un antes y un después de la existencia de Google, por la importancia de sus aplicaciones y el altruismo del que, por ahora, hace gala en cada una de ella al proporcionarlas sin ánimo de lucro.

En este caso, Googe Visual Search es tan sencillo como hacer una foto, e introducirla como parámetro de entrada del buscador, y obtendremos resultados relacionados con dicha foto. Es decir, un Google en el que en lugar de buscar por palabras para obtener la información deseada, buscamos a partir de una foto esa información, con la ventaja de poder usar fotos de parajes u objetos que no podríamos describir con palabras.

Por ejemplo, si estamos en plena calle y vemos un monumento, le hacemos una foto y Google Googles nos responde con información del mismo. Igualmente si fotografiamos el logo de una marca afamada de bebida o comida, nos mostrará información sobre ella y así sucesivamente.

Según los casos de búsqueda, la posición será de utilidad (si mandamos la foto de un monumento como el Big Ben, la posición GPS del mismo ayuda junto a la foto a identificarlo) al motor visual que usa este novedoso motor de búsqueda.

Queda plasmada una vez más lo novedoso de este sistema de búsqueda, quizá no tanto por la idea que ya pululaba hace años en el mundillo sino por la implementación exitosa, en la que en un futuro planean incorporar incluso reconocimiento facial de las fotografías.

Para quién lo quiera probar, sólo necesita de un móvil con Android y descargarse la aplicación del Android Market, tal como se ve en el video adjunto que demuestra la utilidad de la última invención de Google.


Etiquetas: