Miguel Sebastián, ministro de Industria, ha anunciado esta mañana en el encuentro FICOD que a partir de 2011 el acceso a Internet será un servicio universal, con una velocidad de acceso de 1 MB. LO cual nos recuerda el anuncio del gobierno de Finlandia de hace unas semanas, de cara a su puesta en marcha en 2010.

La Ley General de Telecomunicaciones fija en su artículo 22 que “se entiende por servicio universal el conjunto definido de servicios cuya prestación se garantiza para todos los usuarios finales con independencia de su localización geográfica, con una calidad determinada y a un precio asequible”.

Tras enumerar qué servicios entran dentro de este concepto, el artículo termina con un apartado que concreta que “el Gobierno, de conformidad con la normativa comunitaria, podrá revisar el alcance de las obligaciones de servicio universal”.

Actualmente, se incluye dentro de este servicio universal la telefonía, las guías telefónicas, las cabinas, el acceso funcional a Internet de banda estrecha o un abono social para usuarios con necesidades sociales especiales, entre otros.

El ministro ha explicado que dependiendo del interés que exista por parte de las empresas para ser designados como operador del servicio universal, se convocarán los concursos necesarios por elementos y zonas geográficas.

Pero no se ha especificado en números cómo de asequible será. Por otro lado, al ritmo que los contenidos en la red avanzan, una conexión de 1 MB suena un poco escasa. Aunque sin duda los cuatro millones de usuarios que no tienen banda ancha seguro que se alegran, aunque llegue tarde, aunque como se dice: “Más vale tarde que nunca”, y además, que conste que en esta ocasión solo los finlandeses se nos han adelantado.


Etiquetas: , , ,