La tecnología Bluetooth es un protocolo para transferencia de datos de forma inalámbrica y de corto alcance (10 metros). El concepto era disponer de la transferencia inalámbrica de archivos en dispositivos de bajo consumo (dispositivos que funcionan con baterías y pocas veces conectados a la red eléctrica).

Operando bajo la banda de frecuencias de 2’4 Ghz pero con una implementación de saltos frecuenciales que le permitiera ser lo más inmune posible a las interferencias, Bluetooth se ha impuesto como la tecnología dominante en transferencia de audio más que de datos debido a su bajo ancho de banda, la mejora de sus especificaciones con audio estereo (Bluetooth 2.0 con AD2P) y alcances de hasta 100 metros ha hecho que esa potencia mínima que lo abanderó, sea ahora más comparable al despilfarro energético de WiFi que a la idea original de Bluetooth.

WiFi sin embargo nació de un conglomerado de tecnologías inalámbricas poco estandarizadas para transferencias elevadas de datos entre dispositivos estáticos. Operando también en la banda de 2,4GHz pero sin calidad de servicio alguna a diferencia del Bluetooth. Se ha impuesto como estándar de transferencia inalámbrica con su última revisión 802.11n y hasta la llegada de WIMAX promete seguir siéndolo algunos años.

Ahora se especula con que en Abril tomará forma una nueva especificación que será un híbrido de ambas tecnologías, MAC/PHY será el nombre que reciba el nuevo protocolo que implementará Bluetooth sobre WiFi a grosso modo. Es decir, bluetooth se usará para establecer las conexiones y mantener el enlace vivo entre dispositivos, mientras que WiFi tomará el control una vez se establezca la transferencia de datos masiva.

Al finalizar el proceso de transferencia se devolverá el control a la tecnología Bluetooth para mantener activo el enlace en tareas de sincronización típicas.

De esta manera, aparte de un considerable ahorro energético, se podrá integrar en un sólo chip lo que hasta hoy se hacía con dos, y viendo la importancia de la miniaturización de dispositivos, giros de este tipo se hacen indispensables en tecnología.

Desde el punto de vista de la utilidad, el implementar esto en los dispositivos actuales haría más sencilla la sincronización de música en MP4’s con el PC, de terminales móviles e incluso GPS’s con los mapas. Sin duda libraría del estorbo de tener que comprar un stick USB con bluetooth para el ordenador al poder integrarlo en la placa junto al chip WiFi. Porque en los sobremesas es bastante extraño aún ver el Bluetooth integrado.


Etiquetas: , ,