El gigante del comercio electrónico Amazon, ha llegado a un acuerdo con un joven estudiante al que se le eliminó por error las anotaciones hechas en un libro electrónico que guardaba en su Kindle.

En el pasado verano, Amazon decidió eliminar de forma remota varios libros electrónicos de todos los dispositivos kindle repartidos por el mundo sin el conocimiento ni el permiso de sus propietarios, al carecer de los derechos para su venta. En todos los casos devolvió lo pagado.

La polémica no se hizo esperar y cientos de miles de clientes protestaron ante la evidente invasión del espacio privado que son los archivos de un lector de libros, y para más inri, los títulos afectados eran 1984 y Rebelión en la Granja, ambos de Orwell.

Casi al mismo tiempo, un estudiante presenta una demanda al desaparecer junto con el libro, todas las anotaciones realizadas para la realización de un trabajo escolar. Después de entonar el “mea culpa”, pedir perdón a los usuarios y prometer no hacerlo más, quedaba en suspenso resolución de la demanda interpuesta por el estudiante.

Ya se ha anunciado que las partes han llegado a un acuerdo por el que Amazon pagará 150.00 dólares al joven, de los cuales una buena parte llegarán a una organización benéfica.


Etiquetas: , ,