dron parrot ar drone especial 3
Bueno, ya te has hecho con un dron. Ahora llega el momento de sacarle partido. Dependiendo del tipo de dron que hayas adquirido, el tipo de actividad que puedes abordar irá desde el mero juego, hasta usos profesionales, pasando por aplicaciones en el campo del ocio digital multimedia.

El abanico de posibilidades para el uso de un dron es muy amplio y se descubren nuevas aplicaciones cada día. Además, no tienes que irte muy lejos para ser testigo de ello: en canales como YouTube encontrarás ejemplos de muchos de ellos. Intentaremos darte unas pistas para que, independientemente del tipo de dron que hayas comprado o pienses en comprar, puedas amortizar tu inversión lo mejor posible.

Usos lúdicos

Parrot-Drones-10

Con un dron, salvo que nos dediquemos a pilotarlos de forma profesional como trabajo, lo importante es divertirse. Los drones más básicos, de hecho, están orientados a actividades lúdicas y muchas veces entran dentro de la categoría de juguetes. En este apartado, podemos, desde hacer carreras o simplemente manejarlos como vehículos de control remoto, hasta incordiar a nuestro gato o nuestro perro de un modo original y diferente, y siempre teniendo cuidado de no hacer daño con partes móviles como las hélices, claro está.

De este tipo de usos en los que usamos un dron para interactuar con animales, nos quedamos con este en el que se usa un Parrot AR Drone para pasear al perro. La idea es atar la correa del perro al dron,y controlarlo sentado cómodamente en la ventana de casa mientras se da una vuelta (rápida) al perro por la calle, siempre y cuando esté dentro del alcance de la red WiFi.

Si lo que queremos es lo contrario, usar el dron como “mascota”, también hay opciones. Y una de las más llamativas es Fotokite Phi, que además se sujeta mediante una correa a través de la cual también se le provee de energía. De este modo, puede volar detrás de nosotros durante más tiempo que los modelos con batería integrada. Tanto como capacidad tenga la batería que llevemos en la mochila, por ejemplo. Con este dron podremos hacernos selfies o grabarnos a nosotros y nuestro alrededor mediante una cámara de vídeo que le queramos acoplar.

Para hacerte una idea del alcance de la dimensión lúdica de los drones, hay un vídeo que resume bastante bien el espíritu de diversión de los drones, y concretamente los que se acercan a la categoría de juguetes. En este vídeo de Parrot, los drones se convierten en protagonistas de una fuga muy especial. En su elaboración, Parrot ha usado todo su repertorio de mini drones, desde el Jumping Race y Jumping Night hasta el Hydrofoil pasando por los Airborne Night y Airborne Cargo.

Recuerda que Algunos drones en esta categoría integran cámaras que, combinadas con una aplicación para móvil o tableta, permiten grabar vídeos o hacer fotos mientras los manejamos remotamente. Aunque son cámaras básicas, cuando están presentes, añaden la dimensión multimedia a este tipo de entretenimiento. Los modelos no voladores, tienen como aliciente su capacidad para integrar más tecnología.

Ocio multimedia

Con los drones que incorporan una cámara de vídeo, los usos van más allá de las posibilidades de vuelo y acrobáticas. Además de mejorar nuestra pericia como pilotos, podemos convertirnos en directores de nuestras propias películas aéreas. Por si fuera poco, no es necesario contar con equipos demasiado ambiciosos, e incluso desde el móvil o la tableta con los que manejemos el dron (en el caso de que se manejen con WiFi o Bluetooth) se pueden crear vídeos bastante resultones a partir de los vuelos que hagamos.

PARROT_BEBOP2

Un dron como el Parrot Bebop, puede transferir los vídeos directamente desde el dron hasta el terminal móvil sin que medie ordenador alguno en el proceso. En este caso, el divertimento viene del lado de la creatividad y las posibilidades que tenemos para grabar nuestra propia película. O hacer fotos, incluyendo selfiestomados desde perspectivas aéreas.

Sin ir más lejos, el vídeo a continuación se grabó con un Parrot Bebop de primera generación en la playa de Salinas (Asturias), y se montó y editó en un smartphone Apple iPhone a partir de los vídeos transferidos desde el propio dron.

Usos cotidianos

Si eres de los que disfrutan realizando tareas en la casa y el jardín, los drones, especialmente los voladores con cámara, permiten abordar tareas tales como la inspección de tejados sin necesidad de subirse a una escalera. O la de zonas del jardín a las que en un momento dado no es fácil llegar o no es interesante acceder en persona.
Un vídeo que permite hacerse una idea del potencial de estos aparentemente modestos dispositivos es éste en el que un Bebop de Parrot asciende hasta lo más alto de las Cuatro Torres de Madrid.

Para una casa con espacios abiertos alrededor, un dron con cámara integrada también puede servir como herramienta para detectar intrusos en un momento dado sin moverse del domicilio. En este caso, un dron como los Bebop es ideal por su tamaño compacto. Otros como los Phantom de DJI son más problemáticos por su mayor tamaño, aunque ofrecen más margen de maniobra con la cámara. Para interiores, un dron como el Parrot Jumping Night puede servir gracias a su cámara integrada.

También puedes emular a Amazon y hacer que tu dron sirva como medio de transporte para llevar objetos (pequeños y ligeros) a tus vecinos. Un anillo de compromiso, por ejemplo, puede ser una idea para organizar una pedida de mano divertida y original, y aunque no es algo cotidiano y entra más dentro de la categoría de usos peculiares que introducimos un poco más adelante, ya se le ha ocurrido a más de uno. Necesitarás un poco de habilidad para que la carga no desequilibre al aparato, eso sí.

Usos peculiares

En este capítulo hay infinidad de posibilidades. No se puede decir que esté todo inventado, pero lo cierto es que casi todo sí, como este dron pastor, que es capaz de guiar a un rebaño de ovejas con sus movimientos en el aire.

Los drones activistas son otra forma de dar un uso “diferente” a estos dispositivos voladores o rodadores, existe una iniciativa especialmente interesante, llamada “Guerrilla Drone” en la que los drones, equipados con un proyector, se usan para realizar intervenciones en eventos tales como desahucios o manifestaciones. Una idea original donde las haya, aunque dependiendo del evento, puede que la integridad del dron se vea comprometida.

Los drones de carreras son otra variante que está empezando a captar el interés de una audiencia cada vez mayor y más generalista. Algunos de los vídeos que puedes encontrar en Internet son espectaculares y las carreras en directo también.

También puedes dedicarte a tunear tu dron. De hecho, ya hay ejemplos de entusiastas que han convertido un AR Drone en un Halcón Milenario. Y otros han hecho lo propio con sus drones convirtiéndolos en cazas imperiales de La Guerra de las Galaxias. Los vídeos son curiosos y hacerlos seguramente es una actividad sumamente entretenida.

Y otra muestra más, en este caso la del caza imperial:

Si no te importa “cargarte” el dron, puedes emular al National Geographic y hacer vídeos que exploren espacios inaccesibles. El ejemplo del volcán que te mostramos en el vídeo es un tanto extremo, pero puede servir como fuente de inspiración para tus propios proyectos documentales. Y desde luego, no es necesario que el dron “muera” en el intento.

Usos profesionales

En este campo, un dron puede ser una herramienta de gran valor para el desarrollo de un gran número de actividades. Sin ir más lejos, este verano se llevó a cabo un proyecto piloto en cinco playas españolas: Cabopino (Marbella), Ribadesella (Asturias), Isla (Cantabria), Cartagena (Murcia) y Benalmádena (Málaga) conjuntamente con Vodafone, en el que se usaba un dron para llevar salvavidas a personas en peligro dentro del mar. Como antecedente está una iniciativa similar en Chile, en Marzo de este año, tal y como se puede ver en el siguiente vídeo:

Pero no siempre es necesario tener un hexacóptero de miles de euros para sacar un partido “serio” de un dron. Con uno del estilo de los DJI Phantom o los Bebop de Parrot junto con el mando Sky Controller, se pueden aprender habilidades que en un futuro pueden ser el trampolín para dar el salto a la profesión de piloto de este tipo de dispositivos.

En otros ámbitos, los drones se usan como instrumentos para inspeccionar infraestructuras tales como torres de tendido eléctrico, donde de otro modo no sería fácil llegar para realizar una inspección visual en primera persona. Un ejemplo lo tenemos en este vídeo:

O en este otro

Ejemplos de usos de drones hay tantos como la imaginación te lo permita, y en Internet seguramente habrá documentos gráficos que lo corroboran, por descabellado e imposible te parezca que pueda ser lo que hayas imaginado. Aquí te hemos dejado algunos ejemplos (más o menos viables, eso sí) para que encuentres tu propio camino a la hora de sacar el máximo partido a tu dron.


Etiquetas: