Ayer 12 de Marzo de 2009, en la céntrica y neurálgica Gran Vía madrileña, en el emblemático y renovado edificio Telefónica, tuvimos el placer de acudir a la presentación a los medios de prensa de la nueva DSi. Con motivo del cumplimiento del 20 aniversario del lanzamiento de la primera consola portátil (aquella mítica Game Boy), Nintendo nos ha presentado en primicia el tercer modelo de la consola portátil que ya ha vendido más de 100 millones de consolas en todo el mundo.

Si le echamos un vistazo al exterior de la nueva DSi, no podremos notar grandes diferencias con respecto a su predecesora (DS Lite), excepto que es un poco más delgada y ligera (y se nota un poco, os lo digo yo que tengo la DS Lite y he podido comprobarlo), y algunos cambios en la disposición de controlador del volumen, así como la aparición de la cámara que es una de sus novedades, y que por el momento sólo estará disponible en blanco y negro, aunque lo de los colores seguro que ya llegará más adelante; sino ya veréis, tiempo al tiempo.

Pero, si prestamos atención a su interior, a su tripas, entonces es cuando podremos descubrir el verdadero potencial que guarda la DSi: el doble de potencia de procesamiento, memoria interna para descargar juegos y aplicaciones, las cámaras (la exterior y la interior), un reproductor de audio, ranura para tarjetas de memoria SD, mejoras en la calidad del sonido y en el volumen del altavoz, pantallas un poco más grandes que incrementan un 17% el área visual… y todo sin sacrificar su durabilidad.

Pero ante todo, desde Nintendo no se han cansado de repetir que no pretenden competir con un teléfono móvil multimedia, ni con un reproductor de música digital… la DSi es una videoconsola, y se ha diseñado con 3 objetivos: jugar, jugar y jugar.

Eso sí, jugar de tres formas distintas y complementarias:

1, jugar con los juegos: son válidos los más de 1000 juegos lanzados para sus predecesoras (DS y DS Lite), así como títulos específicamente diseñados para la DSi que se irán añadiendo a los ya existentes.

Además, podremos conectarnos online a Nintendo DSi Ware y descargar software específicamente diseñado para sacar el máximo provecho a la DSi: aplicaciones, juegos… todo el mundo al alcance de una conexión wifi.

2, jugar con las fotos: El gancho de las cámaras no reside en el número de píxeles, sino en las posibilidades que para pasar un buen rato nos dará, al permitirnos aplicar efectos especiales en tiempo real o después de haberlas sacado (cambiar colores en zonas específicas, blanco y negro, aplicar distorsiones, muecas, efectos de cómic, como un caleidoscopio, añadir marcos utilizando su tecnología de reconocimiento facial o para buscar parecidos entre personas…), además usando la opción de ampliar memoria a través de tarjetas SD podrás llevar contigo tu propio álbum de fotos e incluso hacer presentaciones con las mismas

3, jugar con los sonidos: No solo podemos llevar música con nosotros como si de un reproductor mp3 se tratase, sino que además la nueva DSi nos permite divertirnos al grabar sonidos con el micrófono, y posteriormente cambiar el tono y la velocidad (¿Te gustaría saber cómo suena tu voz a lo Darth Vader o cómo si hubieses tragado helio?) o añadir efectos a tus canciones, modificarlas, mezclarlas con otras, añadir filtros… el límite lo pondrá tu imaginación.

Las novedades están claras, y suponen una auténtica evoluvión con respecto a las anteriores versiones, pero para saber si los consumidores estarán dispuestos a pagar los 30 euros de diferencia por la nueva DSi, tendremos que esperar al 3 de abril.


Etiquetas: , , ,