No cabe duda de que Sony no para de dar palos de ciego en esta generación de consolas. En primer lugar con su obstinación en los precios impuestos para Playstation 3 en los distintos mercados y la famosa e injusta conversión dólar-euro que se sufre en Europa, donde los 399$ son convertidos a 399€ con el mayor descaro.

En segundo lugar por el eterno dilema de la retrocompatibilidad que ha acompañado a PS3 desde antes de su lanzamiento. Y es que Sony no termina de aclararse en este aspecto. Haciendo un genérico recorrido temporal, en el mercado han existido PS3 retrocompatibles con hardware específico para la emulación de PS2, otras que emulaban de forma híbrida pero fundamentalmente en base a software de emulación con un resultado de dudosa calidad y finalmente las que no eran si quiera retrocompatibles.

El problema de la situación que se creó es que un usuario no muy puesto en el tema era incapaz de discernir qué consola le servía para sus juegos de PS2 y cuál no. Resultado final, un desaguisado de difícil solución. A fecha de hoy, Sony parece haber patentado un potente soft de emulación que haría que el todopoderoso e inaprovechado chip cell de PS3 pudiese reproducir con total soltura el catálogo de juegos de PS2 casi en su totalidad.

Este movimiento, lejos de ser aplaudido tiene todos los visos de significar una inminente posibilidad de adquisición de juegos de PS2 gracias a una actualización de firmware que permitiera a toda PS3 actual en el mercado el emular los juegos de PS2. Algo que resultaría curioso en las consolas que ya emulaban a PS2 de forma nativa pero que ahora lo harían por software. A pesar de todo, no hay lugar a dudas de que PS2 posee casi con seguridad el mejor catálogo de juegos de toda la historia de las consolas de sobremesa, por variedad y calidad de títulos.

Y si esa PS2 Store llegase a buen término sería un completo éxito para todos aquellos jugadores que quisieran rememorar episodios pasados de sagas clásicas como Devil May Cry sin ir más lejos y por poner un ejemplo. A esperar tocan.


Etiquetas: , ,