dcs-8200lh

La domótica empieza a ser una categoría reconocida y aceptada en el mundo de la electrónica de consumo. También conocida como el hogar conectado, uno de los tipos de dispositivos que más han contribuido a su popularización son las cámaras de videovigilancia.

En su día eran patrimonio únicamente del mundo de la empresa, pero a medida que las tecnologías de comunicaciones y las  tecnologías “smart” se han ido abaratando, ha sido posible ofrecer modelos compatibles con los presupuestos de la electrónica de consumo.

Añadir inteligencia a un dispositivo electrónico ha pasado de costar más de cien euros en 2013, a costar apenas 5 euros a día de hoy, o incluso menos.  Esta reducción de precio hace posible, o bien abaratar los dispositivos smart, o bien integrar tecnologías más avanzadas en otros apartados al tiempo que se mantiene la conectividad y su carácter “inteligente”.

Una evolución sin prisa pero sin pausa

Los primeros modelos de cámaras de videovigilancia tenían resoluciones bajas y cualidades ópticas y de comunicaciones más bien modestas, pero paulatinamente han ido mejorando tanto en la capacidad de procesamiento como la facilidad de instalación y uso  gracias a la nube y las apps para PC y dispositivos móviles.

14059236250_f24308a9cc_k

La resolución ha ido aumentando desde apenas el modo VGA, hasta llegar a Full HD o HD. La luminosidad de la óptica es otra variable que se ha perfeccionado, con cifras que ahora suelen estar en F2.0 o incluso por debajo. Y también se está integrando la visión nocturna en prácticamente todas las propuestas salvo las de gamas más bajas.

El ángulo de visión

Otro parámetro que encuentra en las cámaras de videovigilancia una importancia especial es el del campo de visión. O lo que es lo mismo, cómo de amplia es la escena que podemos ver en una toma. A menor campo de visión, menos espacio veremos, por lo que tendremos que instalar más cámaras para monitorizar la zona, o bien motorizarlas para que podamos orientarlas hacia la zona deseada, ya sea manualmente o mediante un algoritmo de rastreo automático.

Por el contrario, a mayor campo de visión, más espacio podremos monitorizar de una sola vez. En este punto, D-Link ha sido uno de los primeros fabricantes que ha apostado por integrar cámaras con campos de visión de nada menos que 180 grados en la gama de consumo. Para hablar de gran angular, sin embargo, no hace falta llegar hasta los 180 grados. A partir de 70 grados ya podemos hablar de campos de visión amplios.

gran angular 180 grados dlink

En el segmento de la vigilancia profesional estas cámaras llevan tiempo comercializándose, pero hasta ahora con precios fuera del alcance de los presupuestos de una audiencia doméstica. La ventaja principal del gran angular es la de ser capaces de ver todo lo que se encuentra delante del objetivo sin preocuparnos por la orientación. Así, con una única cámara, podemos tener a la vista una zona mucho más amplia que con una cámara convencional.

Motorizar o gran angular

La forma tradicional de aumentar el campo de visión abarcado por la cámara es mediante la motorización de la misma. De ese modo, la cámara girará sobre uno o más ejes para enfocar a la zona que queramos, sea manualmente o mediante secuencias programadas de antemano.

Es una forma válida de cubrir más espacio, pero tiene como contrapartida el aumento de precio y de complejidad de la cámara. Así como el riesgo de que se nos escapen detalles si justo en el momento en el que la cámara enfoca a otro lado, sucede algo en la parte fuera de su campo de visión.

camara-ip-eminent-79euros-1024x1024

Las cámaras de tipo gran angular, permiten tener todo a la vista de una vez. A cambio, perderemos algo de detalle, ya que tenemos los mismos megapíxeles que en otras cámaras, aunque cubriendo más ángulo, lo que hace que el nivel de detalle máximo sea menor que en cámaras con un angular convencional.

A cambio de una ligera pérdida en calidad para una misma resolución, tenemos soluciones menos complejas tecnológicamente que en los modelos motorizados, compatibles con un uso doméstico para el hogar conectado.

Recuerda que el micrófono integrado es otra de las características habituales para las cámaras de vigilancia, de modo que podremos escuchar el sonido ambiente alrededor de la cámara y podremos, en general, crear reglas de modo que se guarden imágenes o vídeos en el momento de detectar un ruido, o también si se detectan movimientos.

 

La nube como facilitadora

El auge de las cámaras de vigilancia viene dado, aparte de por las mejoras en la tecnología óptica o el procesamiento de las imágenes, por el uso de tecnologías cloud para facilitar la configuración y la gestión de las cámaras.

Antes, era preciso entrar en el router para activar funciones como el DNS dinámico y luego, acceder a las cámaras desde direcciones IP en un navegador. Pero compañías como D-Link empezaron a crear plataformas en la nube capaces de identificar las cámaras en Internet sin necesidad de tener conocimientos de redes, como mydlink. En la actualidad, es una estrategia comúnmente adoptada por la mayoría de los fabricantes.

mydlink-interface

Además, las cámaras se gestionan desde apps para móvil o para el PC o plugins para el navegador web. De modo que con solo darnos de alta con un nombre de usuario y contraseña en la plataforma que corresponda, podremos tener acceso a las imágenes en directo y configurar los parámetros de visualización.

Otra de las posibilidades de la nube es la de usar tecnologías como IFTTT para crear reglas a partir de eventos creados por la cámara, tales como la detección de movimiento o de ruido. De este modo, podremos, en el contexto del hogar conectado, encender las luces de la casa si la cámara de vigilancia detecta un movimiento, por ejemplo.

Estas cámaras para el mercado doméstico usan como conectividad preferida a WiFi. También podemos encontrar modelos con conexiones Ethernet cableadas, pero en el mercado doméstico la tendencia es prescindir de la conexión de cable y quedarnos únicamente con conectividad inalámbrica a medida que ésta se hace más fiable, rápida y robusta.

 

Una tendencia en alza

Las cámaras con un angular amplio empiezan a verse ahora en los catálogos de fabricantes como D-Link. Con todo, estamos ante una tendencia que está empezando a calar y que aún tiene recorrido antes de verse de forma generalizada en las tiendas.

Se trata de una solución óptima en algunos casos, que complementa perfectamente la oferta actual de cámaras donde ya se han consolidado otras tendencias anteriores como la visión nocturna, presente únicamente en algunos modelos en un primer momento, pero que ahora es la norma general salvo para modelos muy básicos.

A continuación te presentamos algunos modelos de cámaras de vigilancia con gran angular y/o motor, capaces de abarcar un campo de visión más amplio que los modelos convencionales.

Sitecom WLC-2000 Twist 300º WiFi HD

camara-sitecom-wlc-2000-twist-300o-wifi-hd

Esta cámara tiene un ángulo de visión de 100 grados, aunque también cuenta con motorización que hace que se tengan nada menos que 300 grados de campo de visión efectivos. Una combinación de gran angular y movimiento con una resolución HD. Cuanta con la app MyCam para móviles para el acceso a la cámara desde cualquier lugar.

Cámara Sitecom WLC-2000 Twist 300º WiFi HD

 

D-Link MyDlink Home Monitor 360º Wi-Fi

camara-d-link-mydlink-home-monitor-360o-wi-fi

D-Link cuenta con cámaras con nada menos que 180 grados de campo de visión, como la DCS-8200HL, pero también tiene en su catálogo cámara con motor como esta que permite cubrir hasta 360 grados con visión nocturna. Dependiendo de nuestras necesidades será más recomendable la motorización o el gran angular. La plataforma mydlink es la empleada por D-Link para la gestión remota.

 

Cámara D-Link MyDlink Home Monitor 360º Wi-Fi

 

Sitecom WLC-1000 WiFi HD

camara-mini-sitecom-wlc-1000-wifi-hd

El ángulo de visión de esta cámara es de 100 grados. No cuenta con motorización, pero serán suficientes para monitorizar una zona suficientemente amplia como para no tener que instalar más que una cámara para vigilar la mayor parte de los espacios en el hogar. Tiene visión nocturna hasta cinco metros y conexión WiFi.

 

Cámara mini Sitecom WLC-1000 WiFi HD

 

Edimax IC 3140W visión nocturna, WiFi
camara-edimax-ic-3140w-vision-nocturna-wifi

Esta cámara tiene un ángulo de visión de 78 grados, y se puede acceder a ella desde la app EdiView II tras un proceso de instalación de pocos minutos. Este modelo cuenta con conexión Ethernet además de WiFi y resolución HD junto con visión nocturna.
Cámara Edimax IC 3140W visión nocturna, WiFi

 

D-Link MyDlink Home Monitor Wi-Fi HD DDCS 935L
d-link-mydlink-home-monitor-wi-fi-hd

Con unos 78 grados de ángulo de visión, este modelo se queda por detrás de otras propuestas de D-Link, pero son suficientes como para abarcar un campo de visión respetable. Cuanta con visión nocturna hasta cinco metros, WiFi 802.11ac y resolución HD.

D-Link MyDlink Home Monitor Wi-Fi HD DDCS 935L


Etiquetas: ,