El Samsung N310 es la tercera gama de portátiles de pequeño tamaño que introduce Samsung en España. En esta ocasión, aprendiendo de las virtudes y defectos de ediciones anteriores han conseguido un producto muy logrado y compensado.

Más allá de las típicas características técnicas de este tipo de equipos, que son casi un estándar de la industria con su procesador Intel Atom de 1’6GHz y 1 GB de RAM como máximos abanderados, Samsung se centra en el confort y en el diseño en esta ocasión.

Para ello se ha dotado a este Samsung N310 de un teclado a escala 94% del tamaño óptimo según los estudios, quizá uno de los factores que más se exhan en falta a este tipo de equipos de reducidas dimensiones. En este caso incluso se goza la tecla de mayúsculas de diseño expandido, sin tener que recurrir a acortar teclas para poder ponerlas todas. Incluso cabe las teclas de dirección (arriba, abajo, izquierda, derecha).

Y para darle un aspecto más juvenil se ofrece en colores variopintos como azul, celeste, naranja y negro. En términos de batería cumple su cometido sin excesos, una duración de tres horas y treinta minutos con la batería de 4 celdas que trae de serie. Su pantalla LED de 1024×600 de resolución y el procesador Atom de bajo consumo contribuyen a esa duración junto a una mínima sensación de ruido de sus ventiladores internos.

El calentamiento también es mínimo ya que el rendimiento nunca va a provocar elevadas temperaturas. La conectividad vienen dada por 3 puertos USB, uno VGA, WIFI y Ethernet junto a lector de tarjetas de memoria. La cámara web de 1’3 megapixels y el bluetooth redondean el equipo. Una propuesta muy atractiva para este verano, con un diseño de formas curvilíneas exquisito, de la mano del diseñador Japonés Naoto Fukasawa.


Etiquetas: