Las campañas de publicidad en Estados Unidos son muy agresivas y tienden a atacar a la competencia más que a publicitarse individualmente.

En la última campaña, como se ve en el video, se potencia el precio económico que puede llegar a tener un portátil basado en Microsoft Windows frente a cualquier portátil de Apple que puede partir fácilmente del doble de precio que un gama básica con Windows. Lo curioso de esta campaña publicitaria es que se han filtrado fotos en las que se ve que la agencia a la que se encargó el spot, Crispin-Porter-Bogusky, trabaja con portátiles de Apple (algo bastante frecuente en el sector de la imagen).

Lo relevante es que se hayan filtrado las fotos creando la paradoja de anunciar Microsoft con ordenadores de la competencia, denostando el valor de marca de Microsoft frente a su principal rival presente y futuro. En el video se ve a gente de la calle buscando un portátil económico y entrando en una tienda Apple y saliendo a toda prisa al ver los precios.

Cierto es que al margen de los netbooks, hoy día por 399€ es fácil adquirir un 15 pulgadas básico sin muchos problemas de búsqueda, mientras que en Apple nos movemos en el rango de los 800-900€ mínimo, aunque bastante más potentes que el de 400 € con Windows. El cliente manda.


Etiquetas: ,