El proyecto Galileo poco a poco va consiguiendo resultados visibles. El satélite Giove-B con el que los ingenieros están testando el funcionamiento del sistema de posicionamiento terrestre que facilitará el sistema Galileo, ha mandado la primera señal de navegación a la Tierra.

Este satélite está equipado con el mejor sistema de localización jamás puesto en órbita hasta ahora, y es capaz de dar la posición exacta con una precisión de hasta un metro. El proyecto estará operativo en 2013, cuando pongan en órbita una red de 30 satélites.

El ingeniero Mike Healy, del Astrium en Reino Unido ha manifestado su ilusión por el éxito actual del proyecto y ha señalado que la recepción exitosa de la señal del Giove-B supone “un gran paso adelante para Galileo”.

Galileo pretende ser un sistema complementario al sistema de localización estadounidense GPS, y supondrá un movimiento clave para que la UE se coloque en una buena posición en el sector de la alta tecnología.

Según la Agencia Espacial Europea, la combinación del sistema GPS y Galileo proporcionará un gran nivel de precisión para conseguir una información más completa, en donde hoy en día no se recibe la señal con fuerza e incluso permitirá la navegación en sitios cerrados.

Foto: ESA


Información cortesía de:


Etiquetas: ,