Control de reproducción de la música: Si pulsas dos veces consecutivas el único botón que tiene el iPod touch, el llamado botón home, obtendrás acceso a los controles para la música, aún estando en reposo con la pantalla negra. Esto te evitará tener que desbloquear el iPod e ir a Música, cada vez que quieres controlar la música.

Ahorro de batería: Para ahorrar batería, es recomendable salir de las aplicaciones. Para ello, se pulsa el botón central del iPod durante unos cinco segundos. Esto asegura el cierre de aplicaciones y la vuelta a la pantalla de inicio.

Símbolos especiales: Al pulsar por unos instantes cualquier letra del teclado, aparecen los acentos y símbolos asociados a esa letra. En cuanto aparezca, simplemente desplaza el dedo y elige el símbolo o acento deseado.

Ordenando el escritorio: Si pulsas durante unos instantes cualquier icono de la primera pantalla del iPod, verás que todos empiezan a temblar. Ahora, puedes desplazarlos y ordenarlos como quieras. Para terminar, haz un clic en el botón del iPod touch.

Instalar más aplicaciones: Las aplicaciones web combinan la potencia de Internet con la simplicidad de la tecnología multitouch que incorpora este dispositivo para su pantalla de 3,5 pulgadas. Actualmente, hay disponibles muchísimas aplicaciones (gratis, de pago…) en www.apple.com/webapps. Cuando encuentres una que te guste, puedes colocarla en el primer nivel de la pantalla de tu iPod.

Entra en la aplicación usando Safari, pulsa el botón + y selecciona Añadir a pantalla de inicio. Un webclip será añadido a las aplicaciones del iPod para un acceso rápido y sencillo. Si quieres quitarla, pulsa durante unos instantes el icono y obtendrás un botón rojo para eliminarlo.


Etiquetas: ,