Acabas de comprar un nuevo sistema de altavoces para tu cine en casa. Enhorabuena. ¿Sabes ya cómo conectarlo? Comprensiblemente, muchas personas se sienten confundidas e incluso frustradas a la hora de configurar un equipo de sonido doméstico, y es que ni los manuales suelen ser claros ni siempre se conocen los pros y los contras de cada tipo de cable. Porque no todos son iguales.

Conocer el funcionamiento y las características de cada tipo de conector nos puede evitar muchos dolores de cabeza durante la configuración, pero además garantizará que obtendremos el mejor sonido posible. Y hasta simplificará drásticamente cosas tan sencillas como conectar una videoconsola al conjunto o cambiar de tele sin dejar de aprovechar el sonido surround. ¿Quieres saber cómo? Te lo explicamos.

HDMI: un conector para unirlos a (casi) todos

Cables conectores de audio

El HDMI es el estándar de transmisión multimedia. Con un solo cable podemos obtener una señal completa para nuestro televisor o consola, puesto que canaliza audio y vídeo por un mismo cable. Además, dicha información se transmite de forma digital (binaria), por lo que no se puede hablar de diferencias en materia de calidad de audio entre distintos cables como sí sucede con medios analógicos.

Los conectores HDMI están presentes en ordenadores, videoconsolas, amplificadores y televisores, no así en los propios altavoces, cuyo funcionamiento es analógico. En esencia, el cable HDMI es el puente que une la fuente de sonido con el dispositivo encargado de su amplificación.

Cualquier cable 1.0 a 1.4 soporta ocho canales de sonido, por lo que podemos disfrutar de audio envolvente de la máxima calidad incluso con cables antiguos. Los nuevos, basados en las especificaciones 2.0 y 2.1 del estándar, son compatibles con hasta 32 canales de sonido para su uso profesional. No obstante, te recomendamos que uses conectores HDMI 2.0 o superiores si vas a usarlos en combinación con un televisor moderno, puesto que son las únicas versiones compatibles con el formato de imagen 4K.

Sistema Home Cinema Yamaha YHT-3854

Cables conectores de audio

Este sistema de cine en casa Yamaha viene con todos los puertos que puedas pedirle a un equipo completo. Entre ellos, cuatro HDMI de entrada gracias a los cuales podrás conectar todas tus consolas y reproductores de forma sencilla. Enchufa todas al receptor y saca de ahí un único cable al televisor. Listo.

TOSLINK: el pionero digital

Cables conectores de audio

Los cables TOSLINK, incorrectamente conocidos como S/PDIF (que es el nombre de la tecnología de transmisión utilizada) fueron diseñados por Toshiba durante los años 80 para sacar el mejor sonido posible con los medios de la época. Fueron pensados para una clientela muy exquisita, personas que tenían amplificadores 5.1 conectados a televisores CRT (de tubo) de alta calidad. Por un lado, los altavoces recibían señal de audio digital. Por el otro, el televisor recibía señal de vídeo analógica con separación de canales mediante cables de videocomponentes.

Basado en la tecnología de fibra óptica, actualmente el TOSLINK no goza de una gran popularidad. El formato HDMI resulta más práctico al transportar audio y vídeo a través de un único cable. No obstante, todavía sigue disponible en amplificadores e incluso televisores, puesto que numerosos audiófilos conservan equipos antiguos de los que no quieren desprenderse. También sigue muy presente en torres de PC como opción surround, puesto que normalmente el cable HDMI se utiliza para el monitor.

Dada su naturaleza digital, la calidad de sonido que proporciona es máxima, pero si quieres ir más allá de los formatos Dolby Digital y el DTS base, te recomendamos que te pases al HDMI. Por lo demás, su funcionamiento es inmaculado, así que si usas algún aparato conectado por TOSLINK y no tienes problemas, ni te molestes en cambiarlo. No va a sonar mejor.

Barra de Sonido Sony HT-CT290

Cables conectores de audio

Las barras de sonido están de moda. Esta de Sony viene con audio 2.1 gracias a su subwoofer independiente. También posee un conector digital de audio para enviar el sonido del televisor al conjunto con la máxima claridad y sencillez. Y por muy poco dinero.

Cable pelado y conector de pinza: máxima sencillez con sus pros y sus contras

Cables conectores de audio

Existen numerosos tipo de conectores de cable por pinza o terminal de presión. Casi siempre los encontraremos en los propios altavoces y de forma particular en modelos asequibles, aunque también los hay muy caros y profesionales que ofrecen este tipo de conexión entre otras muchas opciones.

El extremo del cable que se introduce en el receptor o amplificador tiene generalmente un conector del cualquier otro tipo (minijack o RCA, normalmente), mientras que el que va a los altavoces simplemente tiene los hilos del cobre al descubierto. La parte pelada del cable se introduce en los orificios del terminal, que hace presión sobre las venas expuestas del cable mediante un muelle o tornillo.

Cables conectores de audio

Los terminales de presión tienen la ventaja de que permiten utilizar prácticamente cualquier cable desprovisto de conector, así que tú escoges la calidad del mismo, el grosor, el número de hilos, el material etcétera. Es por tanto una opción muy flexible. Muchos audiófilos siguen fieles a esta tecnología porque les permite elegir el tipo y la longitud de cable de forma muy personal.

Por contra, el sistema de pinza puede dañar los hilos del cable al hacer presión sobre los mismos, especialmente si son muy finos. No está pensado para una conexión y desconexión frecuente, sino para instalaciones fijas. Además, es posible que el extremo pelado del cable presente problemas si se ensucia u oxida con el paso del tiempo. Si tus altavoces tienen opción para conectores banana, usa esos en su lugar.

Receptor estéreo Yamaha R-S202D

El Yamaha R-S202D es un receptor estéreo de alta calidad y precio asequible que te permitirá escuchar tu música favorita con una calidad sorprendente. Posee un conector de 6,35 mm para auriculares, así como varios puertos para altavoces externos entre los que se cuentan los necesarios para conectar dos cajas mediante cables convencionales.

Conector banana: suena gracioso, pero los audiófilos no se lo toman a broma

Cables conectores de audio

Los conectores banana se utilizan tanto en amplificadores como en altavoces y suponen una mejora con respecto a los cables pelados de los terminales de presión. Generalmente se venden por separado y permiten crear tu propio cable a medida: por un lado compras el rollo y por otro los conectores. Brindan una conexión mucho más estable y segura, por lo que se ven con frecuencia en instalaciones personalizadas muy punteras.

Este tipo de cables se utiliza eminentemente para conectar el receptor con los altavoces. No tienen otro uso en un entorno puramente doméstico. Por su robustez y facilidad de conexión son preferibles al uso de cables pelados, aunque algunos conectores banana de tipo hembra también los soportan usando un sistema de roscado.

 

Altavoces de estantería Polk Audio RTIA1

La firma especializada Polk propone esta pareja de altavoces de alta calidad. Dotados con todos los puertos habituales para que los puedas conectar a tu amplificador/receptor, no se olvidan de la compatibilidad con cables banana. Poseen un diseño de dos vías y un woofer de gran tamaño, con una respuesta de 50 Hz-27 kHz.

XLR: calidad profesional para los que saben lo que quieren

Cables conectores de audio

Los conectores XLR3, también conocidos en España como Cannon, son poco habituales. Generalmente solo los veremos en equipos profesionales o de muy altas prestaciones, sobre todo altavoces de tipo monitor y micrófonos de alto rendimiento. Se caracterizan por ofrecer una fijación extraordinaria y muy buena calidad de audio gracias al estándar digital AES3.

Técnicamente un tipo de conector eléctrico, los XLR3 cuentan con un soporte muy reducido frente a otros. Es su principal desventaja junto a un tamaño que dificulta su integración en altavoces compactos. Es en cualquier caso una de las mejores opciones para conectar unos buenos altavoces a un amplificador de calidad.

Monitor de estudio Yamaha HS5

cables audio

Si buscas un equipo de audio para ver películas, te compras un home cinema completo. Pero si lo que de verdad quieres es disfrutar al máximo de la música o incluso dedicarte a la edición de vídeo, necesitas un par de altavoces de monitor. Estos de Yamaha tienen prestaciones profesionales, y naturalmente no prescinden del conector XLR3.

Conector de 3,5 mm: resistente, pequeño… cada vez menos universal

Cables conectores de audio

Es el estándar en audio portátil, aunque últimamente está siendo desplazado por el USB-C. La gran ventaja del famoso minijack de 3,5 mm es que resulta muy económico. Es además un tipo de conector increíblemente resistente, puesto que puede girar sobre sí mismo una vez introducido en su puerto. Esto supone una importante ventaja frente al USB-C y el conector Lightning de Apple.

Altavoces Bluetooth y barras de sonido ofrecen conectores auxiliares de 3,5 mm. Son una opción a tener en cuenta, puesto que al evitar un enlace inalámbrico ahorramos batería y garantizamos una conexión a prueba de balas. Hasta es posible que suenen mejor. Si compramos un cable suelto debería ser de una cierta calidad, puesto que su tecnología es analógica y por tanto factores como el chapado de los conectores o los materiales del propio cable pueden afectar a la calidad del sonido.

Por su gran versatilidad, podemos encontrar conectores de 3,5 mm macho y hembra en todo tipo de aparatos. Micrófonos, auriculares, ordenadores… hasta altavoces surround, a pesar de que este no sea su cometido fundamental. Para ello, algunos equipos 5.1 de PC utilizan terminales de 3,5 mm, usando un cable para los dos altavoces frontales, otro para los dos traseros, otro para el central y un último para el subwoofer. De todas formas, si es posible resulta más práctico usar un único cable TOSLINK o HDMI.

Es una buena opción auxiliar cuando no buscamos sonido envolvente de alta calidad.

Auriculares de diadema Sennheiser HD 599

Cables conectores de audio

Los Sennheiser HD 599 son unos auriculares de alta calidad para los que no quieren saber nada del Bluetooth. De elegante diseño, poseen un cable de 3,5 mm con adaptador de 6,35 mm totalmente desmontable, por lo que resultan muy fáciles de guardar.

Conector de 6,35 mm: la máxima calidad para auriculares domésticos

Cables conectores de audio

El conector de 6,35 mm se remonta a nada menos que el siglo XIX, y aunque ha sido desplazado por la versión de 3,5 mm, mucho más compacta, todavía lo podemos encontrar en amplificadores y auriculares de alta calidad. Muchos lo recuerdan porque hace años era el conector para auriculares en las cadenas de música. ¿Pero cuál es mejor y cuál es peor?

En la práctica no hay mucha diferencia entre ambos minijacks. Los dos son analógicos y estéreo; tan solo varía el tamaño. Algunas posibles ventajas del minijack de 6,35 mm frente a su hermano pequeño es que posee una mayor superficie de contacto y generalmente es más resistente. Además, resulta más fácil introducirlo a ciegas dado su tamaño. Por estos motivos muchos DJs utilizan auriculares con clavijas de 6,35 mm en sus mesas de mezclas.

Muchos auriculares de uso doméstico siguen ofreciendo clavijas de este tipo, ya sean integradas o mediante algún tipo de adaptador de 3,5 a 6,35 mm. Generalmente tienen cables muy gruesos, de diseño helicoidal y mucho más largos de lo normal, para que podamos tumbarnos a una buena distancia del equipo de música sin sufrir tirones.

Auriculares de diadema Audio Technica ATH-M50X

Cables conectores de audio

Los Audio Technica ATH-M50X son toda una referencia entre los auriculares de diadema. Posiblemente los mejores por relación prestaciones-precio, resultan increíblemente cómodos y brindan un sonido sumamente equilibrado a la par que rotundo. Su cable desmontable viene con terminaciones de 3,5 y 6,35 mm.

Coaxial, un formato popular pero en retirada

Cables conectores de audio

El conector de audio coaxial transporta audio analógico con sonido mono o estéreo. Su facilidad de uso lo hizo popular en cadenas de música con casete, vídeos VHS y televisores de tubo, pero está plenamente superado. Aunque cómodos de utilizar, son ruidosos y muy susceptibles a problemas relacionados con la calidad del cable y la terminación metálica de los conectores.

Actualmente los cables coaxiales para audio están en desuso. Hace falta utilizar dos para obtener sonido estéreo, y el conector en sí mismo no es precisamente pequeño. Por este motivo cada vez menos televisores y reproductores los incluyen de serie, optando por utilizar adaptadores a minijack de 3,5 mm para aquellos usuarios que no quieren desprenderse de sus antiguos equipos de reproducción.

Los conectores coaxiales todavía se pueden encontrar en muchos amplificadores/receptores por razones de compatibilidad y algunos altavoces para PC modernos. Por lo demás, se encuentran en vías de extinción. No merece la pena utilizarlos si hay alternativas.

Home Cinema Sony BDV-E2100

Sony ofrece en una caja todo lo que necesitas para empezar a gozar con el mejor cine. Este kit incluye un equipo de audio 5.1 de lo más resultón junto a un reproductor Blu-ray con su propio receptor y amplificador integrado. Entre sus posibilidades de conectividad se cuentan dos puertos coaxiales para sonido estéreo desde fuentes analógicas.

USB-C: un futuro algo complicado

Cables conectores de audio

El USB-C viene a ser algo así como una alternativa al HDMI pero en formato reducido. Su gran ventaja es que no solo transmite audio, vídeo y datos, sino que también admite electricidad. Además, y a diferencia del antiguo microUSB, es totalmente reversible: no te puedes confundir al introducirlo.

Los conectores USB-C son especialmente populares en los teléfonos móviles, donde están arrasando. Con un único puerto puedes cargar el teléfono y escuchar música, aunque lógicamente no puedas hacer las dos cosas al mismo tiempo. El problema es que la inmensa mayoría de los auriculares con cable ya existentes utilizan conectores de 3,5 mm, por lo que es necesario montar un adaptador especial que generalmente se incluye con el propio teléfono.

El conector USB-C es un poco controvertido. El famoso adaptador no deja de ser un cable que debes conectar a otro cable, y aunque existen auriculares específicos con conectores USB-C para evitar este engorro, no siempre son compatibles con los smartphones de otros fabricantes. Tal vez en el futuro cambien las cosas, pero ahora mismo el USB-C solo está logrando que la gente compre más auriculares Bluetooth.

LG G7 ThinQ

Cables conectores de audio

El LG G7 ThinQ es un teléfono de gama alta como pocos. En un tiempo en el que la mayoría prescinden de la salida de 3,5 mm para auriculares, no solo este smartphone la mantiene en su sitio, sino que además aporta un conversor de audio digital a analógico de altísima calidad para aprovechar a tope los auriculares más exigentes. Un teléfono para los amantes de la música.

En Tecnología de tú a tú | ¿Sabes realmente para qué sirve cada conector de tu televisor?
Imágenes | Stock, Laineema


Etiquetas: , , ,