streaming

El Streaming se puede definir, en el contexto del hogar digital, como la tecnología que permite transmitir contenidos multimedia de audio, vídeo o imagen desde un dispositivo a otro usando una red local, ya sea mediante conexiones cableadas o inalámbricas. En el pasado, para reproducir contenidos multimedia digitales, había que grabarlos en soportes tales como CDs, DVDs o posteriormente en llaves o discos USB, pero ahora ya no es necesario usar soportes físicos.

En el contexto general de Internet, el concepto es similar, pero extendiendo el ámbito local de la red de casa al de Internet mismo. El ejemplo por antonomasia es Netflix, que usa el streaming para llevar sus contenidos multimedia hasta los ordenadores, las televisiones conectadas o las apps móviles desde las que se consumen sus contenidos. Aunque también hay que mencionar a YouTube o Waki.tv como ejemplos relevantes.

Lo último en streaming es la adaptación de esta tecnología en el mundo del gaming. Imagina que puedas jugar con títulos de última generación con calidades y efectos gráficos como los del PC o las consolas, pero simplemente accediendo a un servicio web desde una tableta o incluso desde una televisión conectada a Internet. En este caso, el streaming permite que usemos la tecnología de equipos para gaming en la nube, que es donde se está ejecutando el juego. Estos equipos remotos también reciben nuestros comandos de teclado o los movimientos de nuestro joystick a través de la conexión de Internet.

gamefly

La máxima expresión del streaming doméstico, sin embargo, la encontramos en escenarios de uso en los que la fuente de los contenidos multimedia son dispositivos móviles tales como tabletas, smartphones o incluso portátiles, y usamos alguna modalidad de conectividad inalámbrica para consumirlos en aquellos equipos óptimos para disfrutarlos al máximo.

Por ejemplo, una película o un vídeo no se ven tan bien en la pantalla de un móvil, tableta o incluso ordenador, como en la pantalla grande de la tele o el proyector del salón. Otro tanto de lo mismo sucede con las fotos o la música: las fotos lucen más en una pantalla grande, y el sonido se escucha mejor en unos altavoces que suenen bien y con contundencia en las frecuencias bajas.

conexiones inalambricas

Cómo funciona

La tecnología detrás del streaming pasa por disponer de dispositivos capaces de “reconocerse” y “hablarse” en la red doméstica. Por ejemplo, para enviar vídeo (y audio) desde un smartphone a una tele conectada, tanto el móvil como la tele tienen que integrar tecnologías para ello, compatibles entre sí, aunque sean de marcas diferentes. Otro tanto de lo mismo pasa en los equipos de audio.

En el caso de que la televisión o los altavoces no integren la tecnología necesaria para comunicarse directamente con los dispositivos móviles, existen “intermediarios” que se conectan (preferentemente) a través de HDMI con las pantallas, o a través de conexiones de audio digitales o analógicas con los altavoces o las cadenas de sonido. Estos “intermediarios” son capaces de “hablar” con los Smartphones, tabletas, ordenadores u otros equipos conectados y llevan el vídeo, las imágenes o el sonido hasta su destino.

chromecast audio

Tecnologías como AirPlay de Apple, Miracast, Chromecast de Google, WiDi de Intel o DLNA hacen posible que los dispositivos conectados en la red doméstica hablen entre sí, ya sea mediante la integración nativa de estas tecnologías en televisiones o equipos multimedia y AV, o mediante dispositivos tales como Apple TV, Chromecast u otros que integren alguna de dichas tecnologías de streaming. Su instalación no suele revestir complicaciones, y ya sea a través del propio sistema operativo Android, iOS, Windows o Mac OS, o a través de apps específicas con asistentes paso a paso para la puesta a punto, es bastante fácil hacer que podamos escuchar y ver nuestros contenidos móviles en los medios óptimos para consumirlos y disfrutar de ellos.

El audio “multiroom”

Una de las tendencias más recientes en el capítulo de streaming es el audio multiroom. Se trata de altavoces conectados entre sí a través de la red WiFi doméstica y también conectados a los dispositivos o a los servicios multimedia online donde tengamos los contenidos de audio que queramos escuchar. Estos dispositivos pueden ser smartphones, tabletas, ordenadores u otros equipos AV, y entre los servicios online se pueden mencionar algunos como Spotify, Netflix, Google Music o Deezer entre otros. Mediante las aplicaciones correspondientes para ordenadores de sobremesa o dispositivos móviles podremos escuchar el sonido en las distintas estancias de la casa

audio multiroom

El objetivo es poder usar estos dispositivos multiroom a modo de hilo musical de la era digital para escuchar música o emisoras de radio online. Es posible hacer que todos los altavoces reproduzcan las mismas canciones, o que lo hagan de forma individualizada en cada estancia o incluso que “nos sigan” al movernos por la casa. Se manejan preferiblemente desde apps móviles, con conectividad tanto WiFi como Bluetooth dependiendo del modelo concreto. Su versatilidad es excepcional para el disfrute de contenidos digitales de audio.

Entre otros beneficios del uso del streaming está el de reducir el número de cables necesarios para conectar nuestros dispositivos multimedia. Y por otro lado, el de facilitar el uso de los altavoces, televisiones o los equipos de sonido en un momento en el que los contenidos de audio o vídeo ya no están únicamente en soportes físicos sino también en los dispositivos móviles o en Internet. La fórmula clásica de enchufar el móvil o la tableta en la docking de la cadena de audio, o conectar el cable HDMI o el de sonido directamente con los dispositivos es engorrosa y poco práctica comparada con la de activar la opción de compartir el audio o el vídeo con los altavoces o con la tele. Los cables ofrecen un punto más de calidad, pero solo en escenarios de alta fidelidad muy exigentes.

Algunas propuestas

A continuación, te proponemos algunos dispositivos de entre los muchos que existen para aprovechar las ventajas del streaming en el hogar. Recuerda que hay productos tanto para añadir tecnologías de conectividad a equipos que no la tuviesen de forma nativa, como equipos multimedia que la llevan integrada, tales como las smartTV o los altavoces inalámbricos multiroom.

Chromecast Audio

Este aparentemente modesto dispositivo es capaz de convertir un altavoz o una cadena de sonido antiguos en un moderno dispositivo conectado. Es un intermediario entre las tecnologías digitales que hacen posible el streaming y los equipos analógicos que pudiéramos tener. Es sumamente práctico y económico. Eso sí, el altavoz o la cadena de audio tienen que tener una entrada de audio disponible.

chromecast audio

Chromecast Audio

Chromecast HDMI

El Chronmecast HDMI es otro intermediario entre el mundo digital del streaming y televisiones o pantallas que carezcan de esta tecnología. Sólo necesitas que tengan entrada HDMI para convertir una pantalla convencional en una conectada. Es sencillo de usar y económico.

chromecast hdmi

Chromecast HDMI

Apple TV 32 GB

Apple TV es un clásico de los dispositivos multimedia para el hogar. Además de conectarse directamente a Internet para acceder a contenidos multimedia o juegos, también actúa de intermediario entre dispositivos móviles u ordenadores y nuestra pantalla de TV en el salón para mostrar a lo grande y con un audio contundente los contenidos que tuviésemos en el smartphone, la tableta o el Mac.

apple tv

Apple TV 32GB

Ten Go! microBox Android TV

Este dispositivo se conecta a Internet de forma autónoma para consumir contenidos multimedia, usar apps o incluso jugar y también se puede usar a modo de enlace entre nuestros dispositivos móviles y los equipos multimedia y AV de nuestra casa tales como una televisión (a través de HDMI) o un equipo de sonido (preferiblemente a través de la conexión de audio digital).

ten go microbox

Ten Go Android TV

Altavoz portátil Philips BM5C Multiroom con Bluetooth para iPhone y Smartphones

Este altavoz pertenece a la categoría de los dispositivos multiroom, aunque también puede usarse como reproductor de audio Bluetooth para smartphones, tabletas u ordenadores. Permite conectar hasta cinco altavoces en el modo multiroom a través de la tecnología izzylink de Philips, que funciona sobre la conexión de red WiFi de la casa.
philips multiroom

Philips BM5C Multiroom

Imágenes / iStock


Etiquetas: