Sony, inventora del término Walkman, sigue haciendo todo lo posible por convertir todo dispositivo que haga gala de su logo en un estandarte de la música con elementos diferenciadores del resto. Una vez la batalla por los reprodutores MP3/MP4 parece totalmente decantada de parte del iPod/iPhone y sus variantes, intenta que el mercado de la telefonía móvil en cuanto a dispositivos híbridos teléfono-mp3 no se le escape de las manos.

Hay que reconocer que la diferencia de sonido entre un Sonyericsson de la gama W (Walkman) y otro fuera de la gama es considerable, tanto por el procesado que se hace del mismo como por los auriculares que suelen traer de serie.

En este caso Sony reinventa el concepto de auriculares añadiendo dos fundionalidades muy de agredecer.
Cualquier amante de la música reconoce lo molesto de tener que parar la música buscando el dichoso botón, en el propio reproductor o en los auriculares, cuando va por la calle y necesita escuchar algo en el preciso instante que suena la canción preferida.

Sonyericsoon propone unos auriculares cuyo contacto con el oído hacen que reproduzcan la música y su separación hace que se pare. De manera que la reproducción continuará, justo donde la dejamos, al volver a colocarnos los auriculares. Además, orientado a su uso telefónico, si recibimos una llamada, simplemente hay que quitarse los cascos y ponerse uno para que funcione como manos libres descolgando la llamada.

Al quitarnos el auricular se cuelga la llamada.
Con esos dos sencillos conceptos llega el SonyEricsson MH907, que pretende dar un empujón más a los Walkman Phones de Sonyericsson. El próximo paso que sea igual pero por bluetooth, aunque habrá que inventar la forma de no perderlos, claro.