Cómo es habitual a principios de año, es el momento para recibir y analizar diferentes estadísticas que tratan de resumir y sacar conclusiones sobre lo que ha pasado durante el año anterior. En esta ocasión, la noticia que no ha dejado de sorprenderme ha sido la que ha salido este fin de semana y según la cuál “Sólo” el 0,1% de las descargas en España son “legales”.

Pero es que a lo mejor no le hemos dado la perspectiva correcta, eso significa que “Sólo” el 99,9% de las descargas desde Internet son “ilegales”. Y es que según los datos sacados a la luz, las 2 millones de descargas legales (y a pesar de un crecer un 7%) contrastan con las 1.600 millones de descargas ilegales y el descalabro de las ventas en formato CD.

Bueno, cómo habréis notado me he permitido la licencia de usar unas cuantas comillas, y no ha sido por casualidad, porque desde aquí quiero dar mi opinión y poner en duda estos datos, porque desde mi humilde posición no creo que todo sea ni blanco ni negro, ni puedo dar una credibilidad absoluta a estos datos, que más que alarmantes parecen insultantes.

En primer lugar deberíamos preguntarnos quién está detrás de estos datos… pues la IFPI, que para quién no lo sepa es la Federación Internacional de la Industria Fonográfica. Aún así, sea una exageración o no, no es un secreto a voces de que estamos a la cola en la lista de países que lideran la lista de las llamadas descargas legales (las que pagan al artista y/o a la discográfica que la produce), y que el año pasado fue ocupada en los primeros puestos con el siguiente ránking: Estados Unidos (39%), Japón (19%), Gran Bretaña (16%), Francia (12%) y Alemania (9%).


Etiquetas: ,