Pero no hay que alarmarse, el estudio hace referencia a un abuso en el uso de los dispositivos mp3, de forma continuada y a niveles altos de volumen, lo cuál podría acabar dañando nuestros sistemas auditivos. En sí, la noticia no es nada nuevo, pues de todos es sabido que los auriculares y un volumen excesivo, puede acabar dañando de forma irreversible nuestra capacidad auditiva.

Pero lo realmente interesante de este estudio, es que revela ciertas cifras, que al menos deberían hacernos parar y reflexionar cuales son nuestros hábitos, y si podemos ser parte del entre 5 y 10% de europeos que escuchan música en reproductores mp3 o móviles, que se estiman sufrirán esa minusvalía auditiva de aquí a 5 años.

Según la UE, entre 50 y 100 millones de europeos usan estos dispositivos de forma diaria. Y según la normativa comunitaria, los dispositivos en Europa están limitados o capados a 100 decibelios, por lo que no se puede superar ese umbral. El problema parte, de que no es necesario llegar a ese tope para sufrir esta clase de daño, pues según el estudio, bastaría con escuchar una hora diaria de música a 89 decibelios durante 5 años para sufrir esta pérdida de audición, y con tan solo superar los 60 decibelios, se pueden provocar daños menores irreversibles.

El problema parte, de que cuando utilizamos los cascos, muchas veces perdemos la referencia con los ruidos externos, por lo que no es fácil saber exactamente cuál es el volumen de la música que estamos escuchando, y por tanto, estamos expuestos a niveles demasiado altos a la vez que peligrosos.

Desde la UE están presionando al sector para implementar medidas que eviten superar estos niveles en los dispositivos, y se busca dar una respuesta unificada en los 27 países miembros de la Unión.


Etiquetas: