La IFA 2009 de Berlín ha sido la feria sobre electrónica de consumo más grande jamás vista en el mundo, donde 1.164 expositores han exhibido en un espacio de 121.000 metros cuadrados, todo el potencial de su capacidad de creación, investigación, desarrollo y fabricación, puesto en marcha por miles y miles de seres humanos, la única fuerza que nos puede sacar de esta crisis.

También ha sido el punto de encuentro y partida para que los expertos de la electrónica del entretenimiento, información y comunicación, así como de electrodomésticos, consigan un amplia visión general del mercado y traten de impulsarlo, consuciéndolo por los carriles de progreso e impulso más adecuados.
Pero si algo caracteriza a IFA, es su posición y referente como indicador internacional de la industria actual, de la industria del momento, pues refleja las tendencias principales del sector, el estado de la economía y la salud del mercado.

Y lo que es más importante, también refleja la sabiduría de todos para superar las situaciones más adversas y hacernos confiar de nuevo en el futuro.
Evidentemente, las empresas y la industria han tenido una participación clave y fundamental, al realizar un esfuerzo extraordinario. Por ejemplo, por citar algunos datos, la compañía coreana Samsung Electronics ha participado con un pabellón de 5.475 metros cuadradosen el que ha llamado la atención un gigantesco monumento formado por 128 televisores LED, que se asemejan a hojas vegetales, que bajo el lema “Nuevas especies, más inspiración”, ha servido para anunciar una nueva era de la televisión, la era de los televisores LED (Digital Leaves es el nombre de este monumento, cuyos pétalos semicirculares están formados por televisores LED.

Los estambres también están formados por cuatro televisores LED y ocho pétalos formados por televisores LED, cubiertos con telas blancas se reflejan en los espejos incrustrados en el techo).
El caso de Samsung no deja de ser más que un ejemplo, qunque es cierto que seguramente el más llamativo y espectacular que ha habido durante toda la feria, en el que otras grandes marcas han contribuído con sus novedades, propuestas y lanzamientos a dar un gran impulso a un sector necesitado y acuciado por la crisis.

Por eso, no debemos olvidarnos de Sony, Nokia o Panasonic, que junto al resto de partipantes, ya haya sido pequeño, mediano o grande, que con su espacio, tiempo y propuestas, han contribuído a una continua innovación en el sector.
Dicho esto, el IFA cerró sus puertas, y ya ansíamos enormemente el próximo evento del año que viene.


Etiquetas: