La calidad de imagen de dos televisores OLED de gama alta puede ser muy diferente al reproducir la misma señal de entrada. ¿Cómo es posible esto? El procesador de imagen es el responsable. Se trata de un elemento en el que no nos fijamos en el momento de decidir qué televisor compramos y que sin embargo es tan importante como la CPU de un ordenador.

Mucho más que una pantalla grande

televisores oled

Los televisores de hoy en día, de hecho, tienen mucho más en común con un ordenador personal moderno que con las “cajas tontas” de hace menos de dos décadas. Su nivel de sofisticación es tal que hasta cuentan con sus propios sistemas operativos y catálogos de aplicaciones, sacando partido a tecnologías punteras como la inteligencia artificial. Y en muchas más facetas de las que podemos imaginar.

Pero la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de sistemas informáticos no es algo nuevo, y de hecho ya la aplicó Alan Turing en los años 50. Sin el aumento de la velocidad de procesamiento no hubiera sido posible desarrollar la gran capacidad de análisis de la inteligencia artificial. El abaratamiento de costes ha permitido que cada vez más dispositivos incluyan procesadores, los verdaderos motores de la prevista generalización de la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas (IoT). Según la analista Gartner, en 2020 existirán más de 20.000 millones de dispositivos conectados en el mundo. Y tu tele será uno de ellos.

televisores oled

Las Smart TV han sido uno de los dispositivos inteligentes que han entrado primero en los hogares. Un 14,4% de los hogares españoles ya disponían de uno en 2017 y en todo el mundo se vendieron más de 200 millones, según Statista. Estos dispositivos han modificado el consumo de contenidos audiovisuales y, por extensión, toda la industria. Se filman películas que se estrenan directamente en televisión, las competiciones de e-sports ganan cada vez más popularidad, y las emisoras de televisión tradicionales desarrollan cada vez más servicios interactivos en un intento de no perder más terreno ante los servicios de contenidos en streaming. 

Lo que mucha gente no sabe es que cada contenido requiere su propio procesamiento visual para brindar la máxima calidad de imagen, puesto que no es lo mismo una señal HDMI pura enviada por una consola que una serie en streaming vista con una conexión a Internet algo limitada. Aquí es donde hace falta un procesador que no solo sea potente, sino también inteligente.

El corazón de un televisor moderno es casi como el de un smartphone

televisores oled

Los fabricantes de pantallas de televisión investigan continuamente para ofrecer una mayor calidad de imagen en tamaños cada vez más grandes. Pero, al aumentar el tamaño y la resolución de la pantalla son necesarios procesadores más potentes y rápidos para obtener una buena calidad. La diferencia entre las distintas gamas de procesadores se hace patente también en la velocidad de respuesta del televisor a la hora de abrir las apps y acceder a Internet.

Para distinguir qué procesador es mejor que otro, el criterio es el mismo que en los ordenadores. Cuantos más núcleos, mejor. También influye la frecuencia del procesador, que se mide en megahercios (MHz). Los procesadores actuales más extendidos son Dual-Core y Quad-Core.

Como en los teléfonos móviles, sus nombres implican que tienen dos o cuatro núcleos (subunidades) de procesamiento para repartirse el trabajo. Un procesador de última generación tipo Quad Core +, garantiza una gran calidad de imagen al permitir que las marcas implementen nuevas tecnologías en sus distintos modelos de televisores. Básicamente cada núcleo se ocupa de un cometido o trabajan al unísono, permitiendo interpolar fotogramas, suavizar bordes e implementar efectos explosivos como el HDR manteniendo una buena calidad de imagen.

Procesador P5 de Phillips

El procesador P5 de segunda generación de Phillips es un motor de procesamiento de imágenes que limpia, amplía, satura y corrige cualquier imperfección visual para que la calidad de la imagen esté a la altura de pantallas de gama alta como la serie 903 de Phillips. Para que el color sea lo más similar a la realidad posible, el chip de imagen P5 lleva a cabo un procesado de 17 bits, que le permite reproducir 131.072 tonos diferentes de cada uno de los colores básicos que componen las imágenes. En total, trabaja con una gama de color de 2.250 trillones de tonos distintos.

Los algoritmos de procesado no sólo se aplican a los contenidos 4K HDR, los de mejor calidad. También potencian las emisiones en menor resolución para que se acerquen a la calidad de la señal en alta definición. El algoritmo detecta la presencia o no de metadatos HDR en la señal entrante y calcula cómo incrementar la calidad de la fuente, el brillo, la nitidez y el contraste para conseguir que el contenido SDR tenga la misma profundidad que el contenido HDR.

La tecnología exclusiva de Phillips Perfect Natural Reality, incluida en el procesador de segunda generación P5, mejora el contraste gracias a un algoritmo de contraste inteligente y avanzado que identifica las zonas más oscuras y las más luminosas para perfeccionar los sistemas de mejora de contraste globales y locales que ya incluye el procesador.

Asimismo, otro algoritmo procesa los fotogramas uno a uno para eliminar el desenfoque de movimiento en las secuencias con velocidad. Esto resulta si jugamos a videojuegos de deportes o acción en nuestra Smart TV, cuando las altas tasas de velocidad pueden hacer que se pierda cierta fidelidad visual.

El mejor sonido para acompañar a la mejor imagen

tv phillips oled 903

El acompañante perfecto de un procesador de imagen potente como el P5 es un panel OLED, como el de los televisores Phillips OLED+ 903 de 55” y 65”. La unión de las tecnologías más avanzadas de imagen y sonido, desde unos paneles OLED que ofrecen hasta 1.000 nits de luz y un sistema de sonido diseñado por Bowers & Wilkins, les han hecho merecedores del reconocimiento como ‘Best Home Theatre TV 2018’ por EISA.

Fiel a las innovaciones que los diferencian de otros fabricantes, los televisores de la Serie 903 incorporan en su estrecho chasis un sistema Ambilight único de tres lados, que garantiza una experiencia de visionado inmersiva. La posibilidad de utilizar los asistentes de Google y Amazon para acceder a los controles de cualquier dispositivo inteligente en la casa a través de los micrófonos del televisor o del mando a distancia completan la apuesta de Phillips por liderar la tecnología más avanzada de televisores.

boton compra
Imágenes | Phillips


Etiquetas: , , ,