A pesar de que llegó hace apenas un mes a nuestros dispositivos móviles, ‘Pokémon GO’ se ha convertido en la sensación del verano, y es que, aun sin saber si acabará siendo un fenómeno pasajero o es sólo el principio de una nueva fórmula de entretenimiento,  Pikachu nunca ha pasado de moda, pero tampoco había sido tan popular.

Parte del secreto de su éxito nace de la nostalgia de generaciones de jugadores que comenzaron con esta fiebre amarilla de los monstruos de bolsillo a finales de la década de los 90, pero no nos vamos a engañar, decenas de videojuegos que han repetido la misma receta una y otra vez con mejoras estéticas y no han alcanzado estas cotas de popularidad.

malware-pokemon-go-android

La otra mitad del éxito se la deben a la realidad aumentada, y es que ‘Pokémon GO’ es sólo la primera de muchas ideas que pueden revolucionar nuestro día a día. ¿Pero cómo y hasta qué punto?

¿Qué es la realidad aumentada?

A diferencia de otros formatos, y tal y como se puede ver en los juegos de ‘Pokémon GO’, la realidad aumentada (RA) se basa en integrar una imagen digital o virtual e interactiva en un dispositivo que se encuentra emitiendo un contenido real. Dicho de otro modo, es un sistema que interpreta el entorno y una serie de datos y los combina en la pantalla del  terminal que usamos.

maxresdefault (2)

No se trata de superponer una imagen sino de interpretar el modo en el que un elemento inexistente  se manifiesta de una manera realista en el entorno real a través de la cámara de nuestro dispositivo. De este modo podemos ver como los Monstruos de Bolsillo de Nintendo interactúan a través de la pantalla de nuestros móviles con los entornos en los que nos encontramos, y no solo eso, ya que si nos acercamos o nos giramos el dispositivo valorará su actitud y posición.

Esta tecnología no la inventó La Gran N con ‘Pokémon GO’, de hecho la propia Nintendo ya la usaba años atrás cuando sacó los primeros modelos de Nintendo 3DS y empezó a desarrollar aplicaciones y juegos con ella. Curiosamente, Sony o Microsoft también han ofrecido numerosas propuestas a través de la PlayStation Camera, Kinect, el Wonderbook e incluso el propio Eye Toy.

 

e3d82708-5e42-4928-93f7-d46b358108d5

El primer juego que hace uso de Realidad Aumentada llegó con el cambio de milenio, siendo presentado en en el International Symposium on Wearable Computers, aunque la investigación para desarrollar la propia tecnología nos lleva a la segunda mitad del siglo pasado. En 1962 ya se intentaban realizar simuladores muy primitivos aunque habría que esperar a 1985 para que los usuarios pudieran interactuar con elementos virtuales por primera vez en Videoplace.

Hoy en día, gracias a la geolocalización, el fácil acceso de los usuarios a los dispositivos necesarios y la distribución digital es muy sencillo elaborar propuestas lúdicas experimentales con la Realidad Aumentada. Pero, además de jugar a Pokémon y entretener, ¿Qué usos tiene esta tecnología?

La tecnología actual y la propuesta de Microsoft

Ya en la década de los 80 se veían las enormes posibilidades de la Realidad Aumentada en el campo de la publicidad, de hecho, ya han pasado más de 30 años desde  la mítica escena de ‘Regreso al Futuro 2’ en la que Marty visita la Hill Valley de 2015 y es engullido por un enorme tiburón holográfico. Hoy en día sus usos son muchísimos más variados.

Llegados a este punto tenemos que hablar de la realidad mixta, una combinación efectiva entre la realidad aumentada y la realidad virtual que ofrece posibilidades únicas de cara al usuario.

De este modo, productoras como Lucasarts actualmente se encuentran experimentando nuevas formas de ofrecer narrativas vanguardistas a sus espectadores al tiempo que se aprovechan las virtudes de ambos formatos que se encuentran en expansión.

Este tándem efectivo de tecnologías ofrece posibilidades creativas imposible, pero lo mejor es que es capaz de ofrecerlo al gran público a un precio asumible. De esta manera tanto los desarrolladores como los usuarios actualmente están articulando los propios límites creativos de sumar contenidos generados en tiempo real a lo que vemos a nuestro alrededor.

El mejor ejemplo de esto es el dispositivo Hololens de Microsoft y la posibilidad de crear e interactuar de maneras distintas con nuestro propio entorno gracias a sus hologramas. De este modo, interactuar con la tecnología no solo es más sencillo y cómodo, sino que podremos acceder a nuevas funcionalidades a través de gestos simples sobre botones, gráficas y elementos  que nosotros mismos habremos configurado y personalizado.

La Domótica del mañana

La propuesta de la compañía de Redmond no deja de lado la interactividad con las tradicionales pantallas, sino que  permite expandir la información contenida, haciendo que las experiencias cotidianas sean más completas e interactivas. Podremos acceder a las fichas completas de los jugadores durante la emisión de un partido, ver calendarios o notas en emplazamientos interactivos e incluso trabajar o estudiar diseños tridimensionales y sacarlos de nuestro monitor para apreciar cada uno de sus detalles.

La realidad aumentada incluso ofrecerá nuevas maneras de trabajar, ampliando generosamente las posibilidades de nuestros lugares de trabajo y la manera en la que aprovechamos el espacio del mismo.

Tanto si trabajamos frente a un ordenador como si necesitamos desarrollar una idea o explicar cómo resolver un problema doméstico, no necesitaremos demasiado espacio para obtener unos resultados mejores y más personales, y eso se traduce en mayor eficiencia a menor coste.

workstation
Esta tecnología incluso puede revolucionar la manera de comunicarnos. Ahora Skype nos acompaña y compartir archivos será mucho más sencillo e interactivo, pero también ofrece nuevos e interesantes procedimientos didácticos para alumnos de todas las edades, haciendo que las clases sean más prácticas y basadas en elementos interactivos. Estudiar asignaturas como matemáticas, física o plástica así puede cambiar sensiblementre nuestra percepción del aprendizaje, y es que no hay color si lo comparamos con los métodos actuales.

¡Me encanta la idea! ¿Cuando podré dar el salto a esta nueva tecnología?

La realidad aumentada ya está entre nosotros, y no solo se usa para jugar a Pokémon. Muchos comercios ya utilizan este sistema para llevar su catálogo de manera virtual a las casas de sus potenciales clientes y que estos vean el resultado de su  adquisición desde su tablet o smartphone. Desde moviliario, hasta tintes para el pelo. No hará falta dar margen a nuestra imaginación para comprobar cómo sería nuestro salón si adquirimos un sofá y cuánto espacio nos ocuparía una vez instalado.  

De hecho, gracias a sensor Kinect en Xbox One ya es posible acceder a tiendas de ropa y poder ver en nuestra televisión cómo nos quedaría sin tener que salir de nuestro hogar, lo cual es una solución muy ingeniosa de cara a vender y apostar por distribuir artículos con un alto nivel de devolución.

 

Para la llegada de Hololens habrá que esperar un poquito más. En marzo de este mismo año comenzaron a distribuirse los primeros equipos de testeo a los desarrolladores y su salida comercial todavía no cuenta con una fecha concreta. Sin embargo, este dispositivo forma parte de la hoja de ruta de Microsoft dentro de la Plataforma Universal de Windows junto con el sistema Windows 10 o las consolas Xbox, con lo que se esperan novedades en torno a las mismas a medio plazo.
Todavía hay margen para que los desarrolladores investiguen nuevos usos y perfeccionen este sistema, por lo pronto podremos aliviar la espera cazando pequeños monstruos de bolsillo desde nuestros dispositivos móviles aunque ya hay quien se dedica a hacerlo desde sus Hololens.

Quizás tardemos una década más en ver coches voladores y conseguir que los robots nos traigan el desayuno a la cama, pero definitivamente será complicado que se nos quede el pan en la tostadora si llevamos las gafas adecuadas, y es que la realidad aumentada puede parecer un pequeño paso para un Pokémon, pero definitivamente apunta a ser un gran paso para la humanidad.  

Imágenes | Microsoft, Nintendo, Universal Pictures


Etiquetas: