Usa tu reproductor multimedia para ver vídeos

Cada vez es más normal ver a gente que utiliza los reproductores portátiles o smartphones no sólo para escuchar música o jugar, sino también para ver vídeos y películas, ya que las pantallas de estos dispositivos son bastante grandes y las baterías duran cada vez más.

Los móviles o los reproductores multimedia que tienen al menos una pantalla de 2,5 pulgadas nos permiten ver con cierta comodidad vídeos con bastante detalle y sin esforzar excesivamente la vista. Algunos reproductores multimedia, como el iPod classic o el touch, o las consolas portátiles como la PSP son aparatos muy adecuados para reproducir vídeos y películas con buena resolución.

 

‘Transfiere Tus DVDs’ de Avanquest

El principal inconveniente para pasar vídeos a tu reproductor multimedia o al móvil es convertir el vídeo que hemos hecho o la película que queramos ver al formato adecuado de nuestro reproductor.

Para llevar a cabo este proceso tendremos que conseguir un programa que convierta nuestros vídeos o películas en el formato y tamaño válido que soporte nuestro reproductor, y una vez que estén con la resolución justa y en el formato adecuado, pasarlos directamente a la carpeta de vídeos (o mediante iTunes en el caso del iPod).

‘Transfiere tus DVDs’ es un software de Avanquest que simplifica este proceso para poder pasar vídeos o DVD a cualquier dispositivo portátil en sólo tres pasos. Además es un programa con un precio bastante económico que nos permitirá mejorar la calidad de imagen y sonido de los vídeos que tengamos y optimizarlos para nuestro reproductor. Entre los dispositivos compatibles están el iPhone, iPod classic y touch, PSP, Nintendo DS, Archos, Creative Zen Vision, PDAs, Smartphones y cualquier teléfono Mpeg 4.

 

Escoge el reproductor

Una vez que hayas instalado el programa, podrás buscar todos los vídeos que tienes en el ordenador para decidir cuáles quieres pasar al reproductor. Si quieres pasar un DVD, al introducirlo en la unidad óptica el programa lo detectará automáticamente.

Antes de convertir el vídeo, escoge el dispositivo al que quieres pasarlo. En Abrir, haz clic en Cambiar dispositivo. Se desplegará una lista con prácticamente todos los fabricantes de reproductores multimedia y teléfonos móviles Mpeg 4, elige tu modelo y pulsa Aceptar.

Si tu teléfono móvil o tu reproductor MP4 no están en la lista, puedes actualizar el programa a través de internet o seleccionar manualmente los parámetros del vídeo. Una vez que hayas seleccionado Abrir y escogido la opción Cambiar dispositivo, haz clic sobre Introducir los ajustes de mi dispositivo manualmente. Se abrirá una nueva ventana donde podemos fijar las medidas de nuestro vídeo, el formato, el tamaño y la calidad de imagen y audio.

 

Ajusta la calidad y conviértelo al formato adecuado

Cuando hayamos seleccionado el dispositivo al que queramos pasar el vídeo, o hayamos fijado manualmente los parámetros de nuestro reproductor o teléfono móvil, escoge el vídeo que quieras pasar y pulsa sobre Ajustes de vídeo. En esta opción podrás fijar el brillo, la saturación y el contraste, pero como además te advierte del tamaño aproximado, si ocupa demasiado podrás regular la calidad de audio y de vídeo para que sea alta, media o baja.

Si importamos una película de DVD, podemos elegir los episodios que nos interesen para eliminar los subtítulos innecesarios y las partes que no nos interesen, y de este modo reducir el tamaño del vídeo.

Con los parámetros correctos, haz clic en Convertir y espera unos minutos a que se complete del todo esta operación.

 

Pasa tu vídeo al reproductor

Cuando esté en el formato justo, sólo nos queda pasarlo del ordenador a nuestro reproductor multimedia o móvil.

Para hacer esta operación hay cuatro formas posibles: con iTunes para iPods e iPhones; a través de Bluetooth, para teléfonos móviles; seleccionando una carpeta concreta en un dispositivo de almacenamiento masivo conectado a través de USB; y utilizando ActiveSync, para PDA y Smartphones con Windows Mobile.

Al hacer clic en Transferir podrás seleccionar la forma de transferencia de archivos. Conecta tu dispositivo por USB o activa el Bluetooth, y selecciona la carpeta de destino del vídeo. El proceso de transferencia puede tardar varios minutos, dependiendo del tamaño del vídeo. Cuando esté terminado el proceso, asegúrate de que la batería del reproductor esté cargada y disfruta de tu vídeo.

Este paso a paso es meramente orientativo, para que te animes a pasar vídeos y películas al móvil o a tu consola portatil, por ejemplo. Nosotros te recomendamos que uses ‘Transfiere Tus DVDs’ de Avanquest por su facilidad de uso y su eficacia, pero hay cientos de programas que proporcionan soluciones parecidas, y alguno de ellos gratuitos. La mayoría sirven únicamente con determinados reproductores y modelos de teléfonos y además no ripean bien los DVD, pero aunque no sean tan completos como éste, también te servirán.

Información cortesía de:


Etiquetas: , , , , , ,