Supongo que a estas alturas todo el mundo habrá oído hablar del escándalo de las fotos actor Edison Chen en posturas “explícitamente sexuales”.

Por lo que parece Edison Chen, el famoso actor canadiense de origen asiático se hacía fotos con sus amantes (la mayoría celebridades asiáticas) en momentos íntimos y las guardaba en su ordenador portátil. Las fotos fueron descargadas de su ordenador e internet hizo el resto.

Este escándalo ha afectado no sólo a Chen, sino a todas las mujeres con las que se había fotografiado. De hecho, la cantante Gilliam Chung (una de sus parejas) que iba a participar en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, se ha visto envuelta y este caso de fama, morbo e internet sin poder remediarlo. Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Pekín han cancelado el contrato que tenían con ella por aparecer en las fotos “indecentes”.

Además el Gobierno chino ha instado a Baidu, el primer motor de búsqueda asiático, a retirar de sus enlaces todas páginas que mostraban las fotos del actor con sus amantes (Google lo hizo inmediatamente, pero Baidu se hizo el remolón y tardó unos días más).

Actualmente las autoridades chinas están arrestando a todos los implicados en el robo y la difusión de las más de 1.300 fotos privadas que una empresa de reparación cogió del portátil de Chen. Por ahora la policía de Hong Kong ha arrestado al menos a 10 personas implicadas en este caso.

Chen se ha reunido con las mujeres implicadas para disculparse y ha declarado que se retira voluntariamente del mundo del espectáculo para “curarse”.

Una vez más la Red nos muestra una de sus caras más sórdidas. Tenemos que tener cuidado con lo que puede llegar a colgarse en internet. Si es peligroso Facebook, imagínate algo así.

Supongo que el pobre Edison habrá aprendido la lección.

[No, no intentes buscarlas en Google, afortunadamente ya no las encontrarás]


Etiquetas: