El Ministerio de Comercio japonés ha puesto en marcha una investigación para averiguar cómo pudo estallar un iPod nano.

El incidente, recogido hoy por Reuters, se produjo el pasado 8 de enero mientras se estaba cargando uno de los reproductores iPod nano de los antiguos (el modelo MA 099J/A) en una comisaría de Kanagawa, una localidad cerca de Tokio. El afectado advirtió a Apple y la compañía informó al ministerio el 7 de marzo, que desde entonces intenta esclarecer los motivos de la explosión.

Esta curiosa noticia me recuerda a otra mucho más trágica que ocurrió en noviembre del año pasado. Un hombre murió cuando estalló el teléfono móvil que tenía en el bolsillo de la camisa.

Se han dado varios casos de aparatos eléctricos que estallan sin motivo aparente: móviles, portátiles, ordenadores… Todavía no se había registrado ningún iPod explosivo y, a pesar de que en este caso nadie ha resultado herido, si hubiese sucedido en otras circunstancias podría haber sido muy peligroso.

Por lo que parece la tecnología se revela. Aunque casi nunca sucede, las ‘inofensivas’ baterías de nuestros aparatos podrían estallar en cualquier momento…

[uUUhh]


Etiquetas: , , , ,