Los dispositivos MP4 no despiertan precisamente las simpatías de los judíos en Israel. El Baratz o Tribunal de la Ley Ortodoxa los acaba de prohibir e incluso no permitirá a los comerciantes que siquiera los almacenen, por lo que la normativa se aplica también a las existencias. En tres semanas estos equipos deberán ser retirados del mercado israelí.

El uso de MP4 se ha categorizado como un “vicio” que puede constituir un pecado, por parte de los rabinos más conservadores. Éstos no dudan en decir que los distribuidores “sólo buscan llevar a la población de Israel a pecar, a través de películas y otras abominaciones”. Esta no es la primera vez que los MP4 están el punto de mira en el país, ya que hace meses algunos líderes judíos religiosos decían que esta tecnología pretendía “colarse en los hogares y las “yeshivas”(seminarios religiosos) con el engaño de que con ella pueden escucharse los versos de la Torá”.

Pese al plazo dado por el Baratz los radicales ya han atacado algunos comercios, destruyendo varios ejemplares y ocasionando perjuicios en los locales. En el barrio de Meah Shearim unos vándalos atacaron una tienda rompiendo su escaparate. Un segundo ataque se dio en Jerusalén, donde otro local, frente al que venían protestando decenas de estudiantes desde hacía semanas, fue asaltado e incendiado.

Información cortesía de:


Etiquetas: , , , ,