Pese a los avances en la fotografía digital los usuarios no profesionales se suelen decantar por las cámaras compactas, dado el tamaño, peso y dificultad de uso de las réflex. Por primera vez la empresa Panasonic ha inventado una cámara que pretende aprovechar las ventajas de ambos sistemas.

La Lumix DMC-G1 es un dispositivo con un cuerpo compacto y ligero, pero que tiene la opción de poder alojar objetivos intercambiables. Gracias al nuevo estándar Micro Cuatro Tercios se consigue reducir la distancia del objetivo al plano focal del sensor en hasta 20mm, la mitad de los 40mm necesarios para el estándar Cuatro Tercios. Asimismo, Panasonic ha conseguido reducir el propio tamaño de los objetivos sobre todo en grandes angulares y teles.

El riesgo de cambiar de objetivo está en la entrada de polvo o algún cuerpo extraño al interior de la cámara, pero la G1 está preparada con un sistema de eliminación de polvo y suciedad que se basa en un filtro de ondas supersónicas vibratorio situado delante del sensor Live MOS.

La calidad de las intantáneas, además de por los objetivos propios de las réflex, está asegurada por el sensor Live MOS, que permite captar instantáneas a 12.1 megapíxeles e imáganes de video a 60 frames por segundo.

Información cortesía de:


Etiquetas: ,