El problema de estos inventos siempre había sido el hecho de tener que estar conectados a algún puerto para poder utilizarlas con comodidad, precisamente los cables era el motivo que las hacía incómodas. Ahora es posible utilizar las vídeo-gafas Qingbar-GP300 en cualquier parte y disfrutar de tus películas como si las estuvieras viendo en una pantalla de 50 pulgadas a dos metros de distancia.

Vale, el único problema no eran los cables. Seguramente tengas una pinta ridícula con ellas puestas, pero si eso no te importa podrás almacenar varios vídeos en su tarjeta mini DS y disfrutarlos en cualquier lugar. Para no distraerte con el sonido ambiente se pueden conectar unos auriculares a la entrada de minijack de la patilla.

Ya sabes, para los viajes en avión este invento tiene que ser una delicia. Fotos, vídeos, música en MP3 o incluso libros. Su precio es de 399 dólares o 299 si se pide antes de diciembre.

Si quieres hacer un regalo original no lo dudes, estás video-gafas Qingbar-GP300 son lo más [geek del mundo].

 

Información cortesía de:


Etiquetas: ,