¿Os imagináis pantallas que se adapten a cualquier forma o superficie? Pues no se trata de algo que sea inviable, de hecho con el desarrollo actual en pantallas flexibles, puede que sea realidad a precios asequibles de aquí a tan solo algunos años.

Dentro de ese sector, el tipo de pantalla flexible FlexUPD se presenta como un nuevo tipo de pantalla flexible a color con un récord de grosor en positivo, apenas un milímetro, y la ventaja clara de que su precio de fabricación permite que pueda convertirse en un producto de consumo masivo aplicable en diferentes ámbitos y campos de la electrónica de consumo.

De momento, su tamaño se reduce a tan solo 6 pulgadas, una medida perfecta para libros electrónicos y tablets de mano.

La tecnología que usa es AMOLED, y se nota en la calidad que se consigue con ella pese a ser flexible y su poco grosor. Pero esta pantalla FlexUPD no es la única novedad de la compañía, que también será premiada por su pantalla 2D/3D que permite visualizar contenido con dos o tres dimensiones sin usar gafas y de forma automática.


Etiquetas: