Kinect, el nuevo periférico ideado por los ingenieros de Microsoft para sus consolas, ha trascendido a su vocación de mero entretenimiento para abrirnos un sugestivo abanico de posibilidades a los amantes de la Imagen y el Sonido.

Sabedores de su enorme potencial como dispositivo independiente, los de Redmond, no se han limitado a mirar hacia otro lado mientras se intentaba piratear el código para liberarlo hacia otros usos menos ortodoxos.

Es un secreto a voces que Microsoft no demandará a ningún hacker que intente o consiga romper la seguridad del código propietario, aunque antes de que esto se difundiera por los mentideros de la web, un españolito veinteañero llamado Héctor Martín logró ser el primero en conseguir hackear Kinect en tan sólo siete horas y sin ayuda de una consola Xbox.

Gracias al código abierto publicado por Hector, el dispositivo Kinect puede ser utilizado en ordenadores. Desde entonces, las aplicaciones en el PC no han parado de surgir.

Entre las más vistosas está la aplicación creada por la compañía Evoluce, que ha ideado un control mediante gestos precisamente para el sistema operativo táctil de Microsoft.

Mediante los sensores de Kinect y a poca distancia, se ha adaptado el sistema de control de Windows 7 a los gestos de los brazos y manos, permitiendo mover el cursor, girarlo, aplicar zoom o mover objetos tales como fotos, vídeos e iconos por el escritorio, dando una nueva dimensión a nuestros estáticos televisores.

Sin duda, ha empezado una nueva revolución que puede jubilar al tan querido mouse en pocos tiempo, y para muestra, un botón:


Etiquetas: , ,