Guía de compra de Home Cinema

Por definición, un sistema de Home Cinema ha de estar compuesto al menos, por un reproductor de video y audio, una pantalla en la que podamos visualizar las imágenes y un equipo de sonido, siendo este último componente el más importante en los sistemas modernos. Las posibilidades son numerosas, y con esta guía trataremos de arrojar algo de luz en cada uno de los factores más importantes que puedan ayudarnos para realizar nuestra compra.

Tipos de Sistemas

La primera elección la hemos de hacer ante los distintos sistemas de audio ofertados, clasificados en el número de canales.

Para diferenciarlos se utiliza la característica nomenclatura de dos números con un punto en medio, que nos revela la cantidad de canales que posee el dispositivo.

El primer número habla de la cantidad de altavoces de frecuencia media y alta, el segundo número refiere a la cantidad de altavoces de baja frecuencia, normalmente llamados Subwoofer o sub-graves, y por norma general suele ser uno.

  • Sistema 2.1:
    Consta de tres altavoces, canal izquierdo y derecho, y otro para graves, que es el famoso subwoofer, que trataremos en el último punto.
  • Sistema 5.1:
    Reúne cinco altavoces, a los que corresponden cinco vías que tratan de forma independiente un rango determinado de frecuencias y que se distribuyen en todos los casos de la misma manera, el central emite sonidos medios o de voz, el delantero izquierdo y derecho emiten sonidos de amplio rango excepto los graves, el trasero izquierdo y el derecho emiten sonidos de ambientación y por el último el subwoofer emite todos los sonidos bajos o graves, con frecuencias aproximadamente hasta los cien hercios.Es de reseñar que el sistema 5.1 es el estándar en la industria del cine en casa, con todo lo que ello implica, tanto en la producción de títulos y películas adecuados a este formato como por el gran número de reproductores compatibles.
  • Sistema 7.1:
    Añade dos altavoces más al anterior sistema. Básicamente es utilizado en videojuegos, un campo en el que los efectos sonoros juegan un papel fundamental.

Decodificadores

El efecto más importante de la gran pantalla, además del tamaño de las imágenes visualizadas, es sin duda alguna el sonido. En el Cine convencional hace ya alguna década se crearon estándares de audio para dotar de tridimensionalidad y textura al sonido que llegaba a los espectadores.

Estos formatos son propiedad de laboratorios de sonido, que han protegido sus patentes para que perduren a lo largo de los años y hayan podido llegar a nuestros salones, para emular las mejores salas.

Nuestro Home Cinema deberá de estar provisto de decodificadores capaces de “entender” y traducir en sonido los principales estándares del mercado, si no todos, al menos la mayor parte de los que se nombran a continuación:

  • Dolby Digital:
    Formato ampliamente utilizado en DVD, BluRay y televisión digital, el sistema de sonido surround 5.1 incluye cinco canales de audio y un canal de efectos de baja frecuencia dedicados a brindar efectos de sonidos bajos o graves para dar mayor profundidad.
  • Dolby Digital EX:
    Se trata de una versión o variante del formato surround, con un canal extendido 6.1 ideado por los laboratorios Dolby. Incluye seis canales de audio y un canal de efectos de baja frecuencia como el descrito.Es compatible con el anterior, pudiendo reproducir cualquier contenido con el estándar del 5.1 Dolby.
  • DTS:
    El gran competidor de Dolby Digital. Es un formato opcional en muchos reproductores, cuenta con las mismas características pero añade canales separados para los efectos de sonido, por lo que serán más claros al oído del espectador.Como punto negativo, es menos utilizado por las grandes distribuidoras de películas.
  • DTS-ES:
    Similar al anterior, pero con las características del Dolby Digital EX.
  • Dolby Pro Logic:
    Basado en una tecnología de matriz, crea sonido envolvente a partir de dos canales, que transforma en cuatro. Más eficaz que el Dolby digital, necesita menos recursos en la descodificación, lo que hace un sonido más claro en el oído del usuario.
  • Dolby Pro Logic II:
    Es la evolución del anterior, añade un canal de efectos de sonido además de un de uso exclusivo para las frecuencias graves. Con salida 5.1, el sonido se mantiene estable y con una calidad sobresaliente.
  • DTS Neo 6:
    Es el competidor natural del formato anterior, creado este en los laboratorios DTS. Se basa en cinco o seis canales de audio con sonido surround, y también está basado en matrices.
  • THX-Certified:
    Se trata de de una certificación, no de un estándar de decodificación. Es una garantía expedida por una empresa, que nos certifica que nuestro equipo reúne los mínimos necesarios para que el usuario goce de una escucha de calidad en un filme.
    Utiliza una ecualización patentada para recrear con realismo una experiencia de cine THX y reúne estándares específicos para potencia, respuesta de frecuencia y niveles de distorsión aceptados. Se utiliza tanto en Home Cinema como en las grandes salas de cine.
  • THX Surround EX:
    Crea una sensación de sonido surround con 6.1 canales a partir de cualquier fuente de audio de home cinema.Compatible con Dolby Digital EX y Dolby Digital, puede ser usado también con DTS-ES, DTS, Dolby Pro Logic yDolby Pro Logic II.

Potencia del amplificador

Los watios reales de potencia han de ser tomados muy en cuenta cuando se trata de salones con muchos metros cuadrados, o se pretendan reproducir películas ante un gran número de personas, ya que la absorción de sonido por cada uno de los individuos hace que la potencia de salida necesite ser amplificada de forma eficaz.

Conexiones

Debido a la diversidad de fabricantes y la tendencia a no consensuar estándares, nos encontramos ante una multitud de siglas que nos indican las distintas conexiones existentes en un reproductor de sonido o video. Estas son las más importantes:

  • Analógicas o digitales:
    El campo del sonido es uno de los terrenos en los que la tecnología digital ha encontrado grandes dificultades en extenderse, y es que hasta hoy en día, esta tecnología no ha podido igualar la fidelidad ofrecida por lo analógico.
  • Jack:
    Ya sea monoaural, casi en desuso, o estéreo, suele presentarse en varios tamaños: 6.35 para equipos de Alta Fidelidad, 3.5 para la mayoría de reproductores portátiles y 2.5 para terminales móviles.
  • RCA :
    Siglas de “Radio Corporation of America”, utiliza canales de audio separados, derecho e Izquierdo, para estéreo, habitualmente diferenciados por el color rojo y negro.
    También suele utilizarse en sistemas de audio envolvente o posicional como los 5.1 aunque con un mayor número de conectores RCA y de diversos colores, teniendo cada canal asignado un color.
  • S/PDIF ó S/P-DIF :
    Ya con calidad digital, el Sony/Philips Digital Interface Format o Formato de Interfaz Digital Sony/Philips, puede ser Coaxial u Óptico, cuando utiliza una tecnología de fibra óptica.
    Es similar al RCA físicamente pero el sonido se transmite a través de un único cable y con menor pérdida, consiguiendo un sonido casi totalmente fiel al original.
  • XLR:
    Xternal Live Return, Externo Vivo Retorno o Cannon es un tipo de conector de audio profesional balanceado fabricado por ITT/Cannon , del cual existen varias clases conocidas por sus siglas y número de orden de patente, y en función del número de pines del conector. El más habitual en audio suele ser el XLR-3 de tres pines.

Altavoces

  • Altavoces frontales:
    Son los elementos principales del sistema de altavoces, y van colocados la izquierda y a la derecha de la pantalla, siempre frente al espectador.Se ha de tener muy en cuenta la amplitud y distribución del salón para evitar rebotes y distorsiones del sonio (puede que el sonido amortigüe en alguna pared una vez sobrepasada la línea de audición del las personas sentadas).
  • Altavoces centrales :
    Se suele colocar detrás del televisor o de una pantalla de proyección, siempre que esta sea permeable al sonido.Proporciona intensidad y potencia a los canales de sonido principales de un filme. Para un sonido óptimo, se necesita que sea voluminoso, consiguiendo de esta manera que el sonido envuelva la sala.
  • Altavoces envolventes traseros:
    Colocados en la parte trasera, a ambos lados de los oyentes, los dos reproducen el mismo canal trasero del audio.Los altavoces de sonido surround Dolby Digital y las grabaciones de DTS, ambos formatos con cinco canales de audio, no incluyen estos altavoces.
  • Altavoces envolventes laterales:
    Son los colocados a la izquierda y derecha de la posición primaria de audición.La calidad de estos no debe ser la mayor preocupación a la hora de elegir un sistema, ya que sólo reproducen efectos de sonido, necesitando un rango pequeño de emisión.

Subwoofer

Se trata de un altavoz muy especial, y el que verdaderamente va a darnos el toque de calidad en una audición que sea lo más parecida a la experiencia cinematográfica.

El subwoofer tiene como función el darnos los registros más bajos en la gama de sonidos, que al coincidir con los sonidos primarios que reconoce nuestro oído, puede decirse que es el artífice de colorear y dar textura a lo escuchado, ya se trate de música, una conversación o una explosión de efectos especiales.

Es, sin lugar a dudas, el más voluminoso de todos debido a su caja de resonancia, y los podemos encontrar con dos tecnologías:

  • Pasivo:
    Cada vez menos utilizado por las grandes marcas, se trata de un subwoofer que carece de amplificador interno, por lo que se limita a recibir señales que filtrará en mayor o menor medida para potenciar los graves.Necesita un amplificador de calidad para que pueda extraer todo el jugo a las bajas frecuencias.
  • Activo:
    Se caracteriza por el usar filtros de sonido activos, ya sean digitales o analógicos, en lugar de los filtros pasivos que no permiten modular el sonido una vez que sale del amplificador del reproductor.A diferencia de los anteriores, en un altavoz activo analógico la señal se amplifica después de los filtros.Como nota negativa, depende de la calidad del amplificador interno, no pudiendo añadir ningún otro que pueda influir en la ecualización e los graves. En otras palabras, se puede añadir, pero el sonido estará modulado siempre igual.

 


Etiquetas: