KYGO

Nos pasamos el día pegados a nuestros dispositivos principales – tablets, teléfonos, ordenadores -, escuchando música o viendo vídeos. Pero ninguno de ellos se encuentra tan cerca de nuestro cuerpo como son unos auriculares, es el accesorio al que debemos demandar más comodidad de uso.

Buscar unos nuevos auriculares resulta abrumador debido a la variedad de dispositivos y marcas que existen. Nos vamos a encontrar con multitud de diseños diferentes que determinan la calidad y ergonomía; tendremos que elegir tener cables o no tenerlos y, lo más importante, conocer cuál es el precio justo por un dispositivo con las mejores especificaciones. Son tareas que hemos de tener muy claras para acotar la oferta.

Los auriculares se tienen que convertir en una extensión de nuestro cuerpo para que tanto en casa como en la calle no notemos que los llevamos puestos más que por el servicio que nos prestan. Al mismo tiempo, tenemos que pensar en que consigan aislarnos del ambiente exterior y viceversa, que nosotros no molestemos a terceros con nuestra experiencia.

Para esto, entran en juego características como diseños optimizados, última tecnología y materiales de primera calidad. Vamos a realizar un repaso por los siete aspectos más importantes que debemos tener en cuenta a la hora de comprar unos auriculares.

1. La comodidad de un modelo de diadema

KYGO

Aunque la calidad de sonido es la principal razón para comprar unos cascos, bien podríamos colocar a la par la comodidad de usarlos. Por encima del estilo, tenemos que valorar sus formas y la adaptación a nuestra cabeza. Esto es algo verdaderamente importante, ya que la mayoría de nosotros pasamos muchas horas con ellos puestos.

En líneas generales, hay tres tipos de auriculares según su diseño: de botón o in-ear (dentro del oído), on-ear o supraaurales (sobre la oreja) y over-ear (rodea y cubre la oreja al completo), estos dos últimos poseen un formato de diadema. Los modelos over-ear nos van a ofrecer mayor confort durante un uso continuado gracias al tamaño de la almohadilla, la cual debe contar con tecnología de memoria para que la adaptación sea perfecta.

Asimismo, son los que reproducen todo tipo audio (juegos, pelis, música) a más calidad gracias a unos componentes de mayor tamaño. Al mismo tiempo, nos regalan un gran aislamiento del sonido exterior.

Podríamos suponer que este tipo de diseños está relacionado con productos de nivel profesional, pero con poca libertad de movimiento para el usuario. Afortunadamente, los diseñadores e ingenieros de sonido están consiguiendo crear productos livianos y sin cables, lo que nos abre las posibilidades de uso sin renunciar a la máxima calidad. Un buen ejemplo de ello lo tenemos en el trabajo de KYGO, más concretamente en el modelo A11/800 que ilustra nuestro artículo.

2. Con nosotros a todos los sitios

Auriculares Kygo

Puesto que tenemos un abanico enorme donde elegir, hay que valorar todas los aspectos. De esta manera, más allá de buscar la comodidad de uso, también debemos darle importancia a que sean fáciles de transportar y que nos puedan acompañar a cualquier sitio.

En este sentido, un parámetro decisivo es el peso, que preferiblemente debe estar por debajo de los 350 gramos, una cifra que ya sería bastante buena en el caso de estar hablando de unos auriculares over-ear, que son claramente los que nos van a ofrecer mayor versatilidad en la reproducción de sonido y un mejor aislamiento. 

En última instancia, conviene asegurarse de que los auriculares vengan con un buen estuche de viaje, nos ayudará a conservarlos en buenas condiciones y que nos duren más tiempo. Si los auriculares cuentan con la capacidad de plegarse para ocupar menos espacio, mejor que mejor.

3. Busca la mejor conectividad

Auriculares Kygo

Cómodos y listos para llevar a cualquier sitio, la siguiente cosas que le vamos a pedir a nuestros cascos es que sean inalámbricos. Sí, la tecnología ha evolucionado demasiado en los últimos años y podemos asegurar que unos auriculares Bluetooth son capaces de proporcionar gran calidad de sonido. 

Para asegurarnos la conectividad más sólida y el menor consumo, tenemos que mirar a la versión 5.0 de Bluetooth. En el caso de la propuesta de Kygo, cuenta además con soporte aptX para transmitir en tiempo real audio estéreo de alta calidad a través de esta conexión. Por otra parte, no debe preocuparnos quedarnos sin batería si contamos con unos auriculares que también nos permiten conectar a través de cable y jack de 3,5 mm.

La principal razón de la evolución de esta tecnología inalámbrica la tenemos en su uso con los dispositivos móviles, que podemos decir que ya son nuestra principal fuente de audio. Otro detalle interesante a tener en cuenta es la presencia de NFC; con él podemos hermanar con mayor facilidad el dispositivo móvil y el auricular.

4. Apuesta por una autonomía récord

KYGO

Si optamos por unos auriculares inalámbricos tenemos que saber cuál es autonomía de uso, algo que automáticamente se vuelve una especificación a tener en cuenta. Decántate por aquellos que cuenten con más de 900 mAh de capacidad.

¿Cuántas horas puede funcionar? Lo ideal es que superen las 15 horas de funcionamiento continuo a través de la conectividad Bluetooth. Un excelente ejemplo de autonomía lo tenemos en los Kygo A11/800, capaces de llegar a las 40 horas (la cifra baja a las 20 horas si los estamos usando con la cancelación activa de ruido).

Cómo va a cargar también es un aspecto a tener en cuenta. Siempre es interesante que lo haga con un conector estándar (USB-C es nuestra primera recomendación), que nos permita cargarlo con facilidad allí donde nos encontremos.

Por último, debemos valorar la introducción de tecnologías como el sensor de proximidad, que consigue que los auriculares se apaguen al separarlos de nuestra cabeza.

5. Cancelación activa de ruido

KYGO

Si conseguimos eliminar el ruido del exterior, no solo vamos a estar más relajados, sino que vamos a escuchar mejor el audio que se reproduce en los auriculares y no vamos a necesitar subir tanto el volumen, así que todo son ventajas.

Con la cancelación activa de ruido (ANC) podemos aislarnos de forma efectiva. Para ello, se usan micrófonos que registran el sonido exterior. Se procesa y se general una señal igual pero de fase opuesta que, al reproducirla junto a la señal original, dará como resultado la interferencia destructiva y un sonido libre de ruidos externos.

Lo ideal es que podamos activar y desactivar la opción a nuestro antojo mediante un botón en los auriculares. Un consejo claro: hay que invertir, la tecnología que consigue esta reducción de ruido no es barata y suele ser efectiva en auriculares que cuestan más de 200 euros.

Mucho mejor si además tenemos unos auriculares over-ear, que por su diseño consiguen que la reducción de ruido también sea pasiva: las almohadillas crean un sello en nuestra cara más cómodo que en otros tipos de auriculares.

6. El control más completo

KYGO

Lo interesante de usar un dispositivo sin cables, que nos permita movernos, es que no sea esclavo de otros aparatos para funcionar. En consecuencia, debemos buscar modelos con controles cómodos: los over-ear exhiben espacio suficiente, incluso integran paneles táctiles para la reproducción.

Un paso más allá lo tenemos en aquellos que cuentan con aplicaciones móviles asociadas y micrófono. Con este último, podremos realizar llamadas directamente, pero también invocar a un asistente de voz como Siri o el asistente de Google.

En cuanto a los auriculares con aplicaciones móviles, es posible personalizar el audio, incluso determinar el nivel de cancelación de ruido que necesitamos. Los Kygo A11/800 tienen un modo que cancelan únicamente el 50% y amplifica las voces.

7. Por supuesto, calidad de sonido

Después de haber revisado los apartados anteriores, nos queda el más importante para encontrar el modelo perfecto: la calidad de audio que es capaz de ofrecernos. Partimos de la base de que el sonido es algo bastante subjetivo, cada uno puede tener un gusto diferente, pero hay algunos parámetros que nos hablan de calidad:

  • Frecuencia: hay que fijarse en el rango de frecuencias que abarcan los auriculares. Idealmente debe cubrir todo el rango audible por un humano medio (de 20 Hz a 20 KHz), algo que en la práctica muy pocos modelos alcanzan a potencias elevadas y sin distorsión.
  • Impedancia: es la resistencia al paso de la corriente eléctrica y se mide en ohmios. A menor impedancia, mayor es el volumen, pero no necesariamente aumenta la calidad del sonido. Si la impedancia es alta, podemos encontrar problemas de potencia, así que si nuestra fuente de sonido es un smartphone, 32 ohmios es una buena cantidad.
  • Sensibilidad: se mide en dB y está relacionada con la potencia de salida. Normalmente, cuanto mayor sensibilidad, mejor, puesto que tiene más potencia, pero es aconsejable no pasar de 100 dB para no provocar daños en el oído humano.

Si hablamos de dispositivos inalámbricos basados en Bluetooth, muy importante asegurarnos de que se cuenta con el soporte de tecnologías que mejoran la calidad, como Qualcomm aptX que mencionábamos antes y AAC.

Kygo A11/800

Si eres un amante de la calidad de sonido, muchas de estos consejos te resultarán demasiado familiares, pero si todavía estás usando los auriculares que te regalan con el teléfono o unos demasiado básicos, te invitamos a pasar a un nuevo nivel de inmersión y comodidad.

Los Kygo A11/800 son unos auriculares over-ear de alta calidad, diseñados en colaboración con DJ Kygo. Resultan brillantes para bloquear cualquier distracción no deseada, gracias a su cancelación activa de ruido, y cómodos para usarlos en cualquier situación. Su autonomía en uso inalámbrico llega hasta las 40 horas y su sensor de proximidad permitirá aprovechar aún más la batería

Los puedes encontrar en color blanco:

Auriculares Kygo

boton compra
Y en negro:

Auriculares Kygo

boton compra

En Tecnología a tú a tú | Para llamadas, para música o para correr: guía para comprar unos auriculares inalámbricos


Etiquetas: , ,