Todas las televisiones de tamaño igual o superior a 21 pulgadas que se vendan a partir de diciembre tendrán que llevar instalado un receptor capaz de sintonizar canales en Alta Definición, según el real decreto por el que se regula esta nueva tecnología, publicado hace escasos días en el Boletín Oficial de Estado.

Los televisores que no reciben este tipo de emisiones, modelos viejos generalmente de tubo, no pueden ser adaptados para esta nueva tecnología, aunque sí pueden, mediante un descodificador, recibir la TDT.

Frente a ellos, en nuestro país hay instalados otros once millones de televisores, principalmente modelos de pantalla plana, que aunque en principio no pueden recibir la emisión en Alta Definición, sí podrían hacerlo con un sintonizador especial.

No obstante, con el nuevo decreto que ya ha entrado en vigor, establece para lo referido a la venta de televisiones una prórroga de seis meses, y hace desaparecer las diferencias, ya que todas las televisiones que se vendan de más de 21 pulgadas tendrán que poder recibir la Alta Definición sin necesidad de otro aparato complementario.

El decreto regula también las condiciones que deben cumplir las cadenas para emitir en Alta Definición. Así, podrán emitir en estas tecnologías los operadores que tengan asignado la explotación de un múltiple digital entero o aquellos que, compartiendo un múltiple, siempre y cuando lleguen a un acuerdo entre ellos.

La norma también establece las especificaciones técnicas de las emisiones en Alta Definición. En este sentido, fija que la resolución vertical del vídeo será superior a 720 líneas activas con aspecto de 16:9 y el sistema de codificación de vídeo será la H.264 MPEG-4 AVC. Sin duda un paso hacia adelante pero que llega con bastante tardanza.


Etiquetas: , , ,